La restauración del acto de adoración de las ofrendas

EL PROPÓSITO ETERNO DE DIOS

Estamos en la época de la restauración de todas las cosas (Hch 3:21). Por eso, en estos días Dios está restaurando la importancia de las ofrendas en el culto público; es decir, está restaurando

  • la importancia que tienen las ofrendas, como parte de nuestra adoración; y
  • la importancia que le daban, en el antiguo pueblo de Dios, a las ofrendas.

El acto de dar nuestras ofrendas al Señor,

  • es simbólico del propósito de Dios; el cual es:
  • que los seres humanos ofrenden sus vidas al Creador.

Veremos, a continuación, que la ofrenda es parte de nuestra adoración, en la reunión de la iglesia, o fuera de ella.[1]

ADORACIÓN

Pero, ¿qué es adoración? [2]  [3]  [4]  [5]  [6]

  • La adoración es la ofrenda de nuestra vida a Dios, reconociendo quién es él,
  • La adoración es el acto, por medio del cual, le damos a Dios todo nuestro amor, obediencia, reverencia, honor, etc.

Todo lo que hagamos conforme a la voluntad de Dios, es un acto de adoración, porque estamos cumpliendo en nuestra vida el propósito de Dios; el cual es: que el hombre ofrende su vida al Creador.

Entonces, nuestro servicio a Dios es un acto de adoración. Por eso, Jesús dijo: “Al Señor tu Dios adorarás, y a él solo servirás” (Lc 4:8). El propósito eterno de Dios se cumple cuando nosotros:

  • le entregamos a él toda nuestra vida, por medio de la adoración; y cuando
  • le servimos, haciendo su voluntad en este mundo.

La adoración se expresa por medio de:

  • las ofrendas (Gn 4:1-5; 22);
  • los sacrificios (Gn 8:20);
  • la obediencia (1 S 15:21-22);
  • el servicio (Lc 4:8);
  • la música y las canciones (Cr 20); etc.
La palabra adoración, en la Biblia,

–       en hebreo es: “שָׁחָה” (shachah). Strong’s H7812. Significado: Adoración, arrodillarse, postrarse, inclinarse;

–       en griego es: “προσκυνέω” (proskuneó). Strong’s G4352. Significado: Adorar, arrodillarse para obedecer, reverenciar, postrarse.

Aclaremos que, en la Biblia aparecen otras palabras para adoración, pero las más usadas son las ya presentadas.

LA IMPORTANCIA DE LAS OFRENDAS

1.   Ejemplos. Dios nos dio ejemplos de cómo se debe ofrendar:

  • Dios Padre ofrendó lo más maravilloso que existía en todo el universo: su Hijo amado; y lo envió a este mundo para morir en lugar de todos los seres humanos.
  • Jesús nos dio un ejemplo de cómo se debe ofrendar, al morir en nuestro lugar.

Esto nos revela que, la primera ofrenda que tenemos que hacerle a Dios es entregarle toda nuestra vida.

2.   Importancia. Para Dios es tan importante que nos presentemos delante de él con ofrendas que, él ha declarado: “Y ninguno se presentará delante de mí con las manos vacías” (Ex 23:15). Por supuesto que, no es que Dios necesita de nuestro dinero; ya que, todo lo que hay en este mundo le pertenece (Sal 24:1); pero, al presentarnos delante de él con ofrenda en nuestra mano estamos reconociéndole a él como nuestro Dios; y por medio de la ofrenda le estamos adorando; ya que, nuestra ofrenda es un símbolo de que le estamos entregando nuestra vida.

La ofrenda de Noé muestra la importancia que tienen las ofrendas porque, su ofrenda cambió la actitud de Dios hacia toda la humanidad (Gn 8:18-22).

3.   Anuncios. Siendo que en la Biblia las ofrendas tienen tanta importancia para Dios, en la actualidad, en muchas congregaciones entienden

  • Que no es necesario ofrendar.
  • Que ya que Dios es el dueño del universo, entonces, no necesita de nuestras ofrendas.
  • Que las ofrendas no tienen importancia, etc.

Por eso, al no entender la importancia espiritual del acto de ofrendar, algunos aprovechan para hacer los anuncios mientras se juntan las ofrendas; con lo cual, desvirtúan el acto de adoración de las ofrendas.

¿QUÉ ES LA OFRENDA?

  • La ofrenda es un acto de adoración. Teniendo en cuenta que, la adoración es la ofrenda de nuestra vida a Dios, en consecuencia, toda ofrenda dada a Dios es un acto de adoración.
  • La ofrenda es un acto de adoración porque, el dinero que entregamos es un símbolo de nuestro trabajo, de nuestro esfuerzo, de nuestra propia vida, de nuestro amor al Señor.
  • La ofrenda es todo lo que le damos a Dios. En consecuencia, la ofrenda es una forma de expresar nuestra adoración.
  • La ofrenda es parte de nuestra adoración, en la reunión de la iglesia.
  • La ofrenda es parte de nuestro culto a Dios (Ro 12:1).
  • La ofrenda es una forma de sembrar en el reino de Dios. “El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará” (2 Co 9:6).
  • La ofrenda es devolverle a Dios una parte de lo que él nos ha dado, y le pertenece. “Porque de él, y por él, y para él, son todas las cosas” (Ro 11:36). Dios es el dueño de todo “De Jehová es la tierra y su plenitud; el mundo, y los que en él habitan” (Sal 24:1); “Porque mío es el mundo y su plenitud” (Sal 50:12). Siendo que todo es suyo, él nos permite administrar sus bienes aquí en la tierra. Es decir, de todo lo que es de él, una parte lo usamos nosotros, y el resto se la devolvemos a él, mediante ofrendas, diezmos, etc.

De paso, ¿por qué no aparece la palabra diezmo en el Nuevo Testamento? Muy sencillo: En esa época, los creyentes vendían sus propiedades y ponían a los pies de los apóstoles todo el dinero recaudado. Si los apóstoles les hubieran dicho a los creyentes, que no era necesario dar tanto, que bastaba con que dieran el 10%, habrían recibido mucho menos dinero (Hch 2:45; 3:34-37; 5:1-11).

La palabra ofrenda,-       en hebreo, es: “קָרְבָּן” (qorban, korban). Strong’s H7133. Significado: Ofrenda, oblación,

–       en griego, es: “δῶρον, ου, τό” (dóron). Strong’s G1435. Significado: Ofrendas, don, regalo, sacrificio.

La ofrenda NO es una forma de negociar con Dios como algunos enseñan. No ofrendamos para que Dios nos dé; sino que, ofrendamos porque Dios nos ha dado. Por medio de la obra de la cruz, Jesús hizo todo para que podamos recibir todas las bendiciones de Dios, por fe, sin pagar nada. Pero negando esto, hay iglesias en las que se enseña el llamado: “Evangelio de la Prosperidad”, el cual declara que, si queremos que Dios nos dé (sanidad, salvación, milagros, prosperidad económica, etc.), tenemos que pagar para recibir cada una de esas bendiciones; y que, cuanto más grande es el milagro que queremos, más tenemos que pagar. ¡Esto es totalmente contrario a lo que dice la Biblia! ¡Es una herejía satánica! [7]  [8]

DEBEMOS DAR NUESTRAS OFRENDAS

1.   Con fe: Dios acepta las ofrendas dadas con fe. Notemos con atención que, la diferencia entre la ofrendas de Abel y la de Caín estaba, fundamentalmente, en la fe. Abel ofrendó con fe. Caín no.

Por la fe Abel ofreció a Dios más excelente sacrificio que Caín, por lo cual alcanzó testimonio de que era justo, dando Dios testimonio de sus ofrendas; y muerto, aún habla por ella” (Heb 11:4).

En griego, la palabra traducida como “sacrificio”, significa también: “ofrenda”.

  • Sacrificio, en griego es: “θυσιαν” (tysia, thysia). Strong’s G2378. Significado: sacrificio, ofrenda.[9]

En la antigüedad, adoraban a Dios ofreciéndole sacrificios; es decir, dándole ofrendas. Como  sacrificio era adoración, en consecuencia, la ofrenda era un acto de adoración.[10]

2.   De corazón. Volviendo a considerar la ofrenda de Abel vemos que, Dios mira el corazón del que da. Por eso, Dios aceptó la ofrenda de Abel, no por el valor en sí de la ofrenda; sino porque Abel la dio eligiendo lo mejor que tenía.

Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de ellas. Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda” (Gn 4:4).

Notemos que, primero dice que Dios miró a Abel, y luego, a su ofrenda. Es decir, para Dios, lo más importante no era la ofrenda, sino el corazón con el que Abel la daba.

Entonces tenemos que, Dios aceptó la ofrenda de Abel, pero no la de Caín, porque Abel la dio con fe; y porque dio lo mejor que tenía.

LA OFRENDA DE NUESTRA VIDA

1.   Ofrenda o sacrificio. La Biblia dice que, debemos ofrendar, entregar, nuestras vidas a Dios en el altar, como un sacrificio vivo.[11]

Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional” (Ro 12:1).

Teniendo en cuenta lo que ya hemos visto, que la misma palabra griega puede ser traducida tanto sacrificio o como ofrenda, hay versiones bíblicas que traducen ofrenda, en vez de sacrificio, en el texto ya citado de Ro 12:1. Por ejemplo: En e-Sword (La Espada Electrónica de Dios), se presentan varias versiones bíblicas que muestran esto:

  • (PDT) Por eso hermanos, les ruego que entreguen toda su vida como sacrifico vivo a Dios, quien nos ha mostrado compasión. Esa ofrenda que es su vida debe estar dedicada solamente a Dios para poder agradarle. Esta clase de adoración es la que realmente tiene sentido.
  • (BLPH) Por el amor entrañable de Dios les pido, hermanos: preséntense a ustedes mismos como ofrenda viva, santa y agradable a Dios. Ese ha de ser su auténtico culto.
  • (DHH L 1996*) Por tanto, hermanos míos, les ruego por la misericordia de Dios que se presenten ustedes mismos como ofrenda viva, santa y agradable a Dios. Este es el verdadero culto que deben ofrecer.

Esto nos revela que, la mejor ofrenda que le podemos hacer a Dios es entregarle toda nuestra vida; es decir, la ofrenda de consagración, la ofrenda espiritual.

2.   Holocaustos. En la antigüedad, la ofrenda de la vida a Dios, estaba simbolizada en la ofrenda del sacrificio de los holocaustos; ya que, a diferencia de los otros sacrificios, en los que, el oferente y los sacerdotes, podían comer de lo sacrificado (Lv 3:1-9); el sacrificio de holocaustos era una ofrenda totalmente quemada. Era íntegramente para Dios. Esto es simbólico de nuestra vida ofrecida a Dios, en sacrificio, sobre el altar.[12]

Jesús nos dio ejemplo de cómo debemos entregar, consagrar, ofrendar, nuestras vidas a Dios en el altar.

Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante” (Ef5:2).

El apóstol Pablo dijo que, antes de hacer una ofrenda de dinero para los santos, los corintios, primero se ofrendaron a sí mismos a Dios y a la iglesia.

Y no como lo esperábamos, sino a sí mismos que a sí mismos se dieron primeramente al Señor, y luego a nosotros por la voluntad de Dios” (2 Co 8:5).

ACTO DE ADORACIÓN

Teniendo en cuenta que, el momento de dar las ofrendas, en la reunión de la iglesia, es un acto de adoración, de entrega, ya que, el dinero que damos es simbólico de nuestra vida, de nuestro trabajo; por lo tanto, en ese tiempo, no debemos pasar los anuncios, ni hacer ninguna otra actividad, para que los creyentes comprendan la importancia que tiene ese acto. Dios está restaurando el acto de la ofrenda, como parte de la restauración de todas las cosas. Por lo tanto, colaboremos con Dios en lo que él está haciendo.

Por: Eduardo Pedro Saracchi, profesor de Teología; graduado en Teología Pastoral, en el Instituto Bíblico Buenos Aires, de la Alianza Cristiana y Misionera.

Iglesia Evangélica en Buenos Aires, República Argentina.

Todas las publicaciones

  1. Avivamiento en la República Argentina
  2. Profecía para el pueblo de Dios
  3. 50 aniversario de Comunidad Cristiana
  4. Cavando pozos de avivamiento
  5. Señales de la segunda venida de Jesucristo – 1
  6. Señales de la segunda venida de Jesucristo – 2
  7. Señales de la segunda venida de Jesucristo – 3
  8. Señales de la segunda venida de Jesucristo – 4
  9. Señales de la segunda venida de Jesucristo- 5
  10. Señales de la segunda venida de Jesucristo – 6
  11. Señales de la segunda venida de Jesucristo -7
  12. Derramaré de mi Espíritu – 1
  13. Derramaré de mi Espíritu – 2
  14. La restauración de la gloria de Dios
  15. La importancia de la revelación
  16. La restauración del tabernáculo de David – 1
  17. La restauración del tabernáculo de David – 2
  18. Sobre esta roca edificaré mi iglesia
  19. El arrebatamiento de la iglesia
  20. El anticristo
  21. ¡Aquí viene el Esposo, salid a recibirle!
  22. Pentecostés
  23. El bautismo en el Espíritu Santo – 1
  24. El bautismo en el Espíritu Santo – 2
  25. El bautismo en el Espíritu Santo – 3
  26. Si alguno tiene sed, venga a mí y beba
  27. Restauración de la promesa del Espíritu – 1
  28. Restauración de la promesa del Espíritu – 2
  29. El hablar en lenguas – 1
  30. El hablar en lenguas – 2
  31. La restauración del fuego del Espíritu Santo
  32. Semana Santa
  33. Buscando la gloria de Dios
  34. Preparándonos para el casamiento celestial
  35. Restauración del nuevo pacto – 1
  36. Restauración del nuevo pacto – 2
  37. Restauración del nuevo pacto – 3
  38. Cielos abiertos
  39. Viene crisis y viene gloria
  40. La hora de su juicio ha llegado
  41. La cena de las bodas del Cordero
  42. Preparad el camino del Señor y se manifestará la gloria de Dios – 1
  43. Preparad el camino del Señor y se manifestará la gloria de Dios – 2
  44. El fuego de Dios desciende si el sacrificio está puesto sobre el altar
  45. La-señal de Jonás – 1
  46. La señal de Jonás – 2
  47. El último derramamiento del Espíritu Santo
  48. Viene el gran avivamiento mundial
  49. La restauración del testimonio de Dios
  50. Cristo es el todo y en todos
  51. Restauración de los dones y del fruto del Espíritu
  52. Restauración de la unción y la gloria
  53. Revelación del infierno
  54. Llamado a la oración
  55. Conocer a Jesucristo por medio de la revelación
  56. El descenso de la gloria de Dios – 1
  57. ¡Llegó el tiempo de Dios
  58. Laodicea la iglesia independiente
  59. La cobertura apostolica y el discipulado
  60. La Nueva Refprma Apostólica
  61. LLas puertas del Hades no prevalecerán contra la iglesia
  62. La restauracion del odre bíblico
  63. Haced en este valle muchos estanques
  64. El ejército de Dios
  65. El rio de Dios
  66. Jesucristo es el Mesías y el Señor
  67. Llevando el fuego del Espirítu Santo
  68. ¿Qué sucede cuando el Espíritu Santo desciende? – 1
  69. ¿Qué sucede cuando el Espíritu Santo desciende? – 2
  70. Profecias sobre el hundimiento del portaaviones USS Abraham Lincoln
  71. La restauración del acto de adoración de las ofrendas
  72. El gran derramamiento del Espíritu Santo en Azusa
  73. Paradojas bíblicas
  74. El gran derramamiento del Espíritu Santo en Gales
  75. El secreto de un gran avivamiento
  76. Conocer al Cristo Glorificado
  77. Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra
  78. La humillación y la exaltación de Cristo
  79. La preeminencia de Cristo
  80. En el principio era el Verbo
  81. La actitud de la iglesia frente al Coronavirus Covid-19
  82. La restauración del sacerdocio universal de los creyentes
  83. ¡El Rey ya viene!
  84. ¿Qué es lo que va a suceder en los próximos días?

Traductor de Google. Para poder traducir este blog a otros idiomas, el “Traductor de Google” (Translate this blog) está abajo, al final.

Derechos. Se permite la reproducción parcial o total del contenido de esta publicación, con propósitos educativos y sin fines de lucro, sin necesidad de obtener permiso previo, con la condición de que el significado o contexto no sea cambiado ni alterado, y que se cite adecuadamente la fuente.

Citas bíblicas. Las citas bíblicas de esta publicación han sido tomadas de la Biblia, Versión Reina – Valera (Revisión de 1960, RVR1960) © Sociedades Bíblicas en América Latina, 1960. Renovado © Sociedades Bíblicas Unidas, 1988. Utilizado con permiso. (Énfasis nuestro: Subrayados, negritas, aclaraciones, mayúsculas y cursivas añadidas).

Reconocimiento. Hacemos un reconocimiento de gratitud a dos grandes empresas editoriales:

  • A WordPress, por su amable permiso para editar esta publicación.
  • A Sociedades Bíblicas en América Latina, por su amable permiso para hacer citas bíblicas.

Abreviaturas de los libros de la Biblia

Génesis: Gn – Éxodo: Ex – Levítico: Lv – Números: Nm – Deuteronomio: Dt – Josué: Jos – Jueces: Jue – Rut: Rt – 1 Samuel: 1 S – 2 Samuel: 2 S – 1 Reyes: 1 R – 2 Reyes: 2 R – 1 Crónicas: 1 Cr – 2 Crónicas: 2 Cr – Esdras: Esd – Nehemías: Neh – Ester: Est – Job: Job – Salmos: Sal – Proverbios: Pr – Eclesiastés: Ec – Cantares: Cnt – Isaías: Is – Jeremías: Jer – Lamentaciones: Lm – Ezequiel: Ez – Daniel: Dn – Oseas: Os – Joel: Jl – Amós: Am – Abdías: Abd – Jonás: Jon – Miqueas: Miq – Nahúm: Nah – Habacuc: Hab – Sofonías: Sof – Hageo: Hg – Zacarías: Zac – Malaquías: Mal – Mateo: Mt – Marcos: Mr – Lucas: Lc – Juan: Jn – Hechos: Hch – Romanos: Ro – 1 Corintios: 1 Co – 2 Corintios: 2 Co – Gálatas: Gá – Efesios: Ef – Filipenses: Fil – Colosenses: Col – 1 Tesalonicenses: 1 Ts – 2 Tesalonicenses: 2 Ts – 1 Timoteo: 1 Ti – 2 Timoteo: 2 Ti – Tito: Tit – Filemón: Fln – Hebreos: Heb – Santiago: Stg – 1 Pedro: 1 P – 2 Pedro: 2 P – 1 Juan: 1 Jn – 2 Juan: 2 Jn – 3 Juan: 3 Jn – Judas: Jud – Apocalipsis: Ap

Citas bibliográficas

1.   Una ofrenda de todo corazón – Monografias.com
2.   La adoración que agrada al Altísimo – Ibautistavictoria.files.wordpress.com
3.   El dinero como instrumento de adoración – Iglesiabautistajesusespaz.blogspot.com
4.   La adoración y la alabanza según la Biblia – Coalición por el Evangelio – Coalición por el Evangelio
5.   ¿Cuál es el significado de la adoración cristiana? | GotQuestions.org/Español – GotQuestions.org Español
6.   ¿Cuál es la adoración verdadera? – GotQuestions.org/Español
7.   10 principios prácticos sobre la ofrenda – Coalición por el Evangelio
8.   La Nueva Reforma Apostólica – Llegó el tiempo de Dios
9.   Sacrificios y ofrendas Qué es, Concepto y Definición – BibliaTodo
10.   La obediencia es la mejor adoración – Iglesia Bautista de Retalhuleu
11.   La adoración a Dios como un sacrificio vivo – Iglesia de Cristo Judá
12.   Estudio bíblico – Título: La adoración que agrada a Dios – Juan 4:20-24 – Escuela Bíblica
A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close