Señales de la segunda venida de Jesucristo – 2

El cumplimiento de las señales proféticas nos muestra que Jesucristo está por venir.

A – SEÑALES CUMPLIDAS

En el texto profético de 2 P 3, Dios nos presenta dos señales de la segunda venida de Cristo que ya se han cumplido.

1 – BURLADORES

 sabiendo primero esto, que en los postreros  ( últimos )  días vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias, y diciendo: ¿Dónde está la promesa de su advenimiento?  ( segunda venida )  Porque desde el día en que los padres durmieron, todas las cosas permanecen así como desde el principio de la creación. Estos ignoran voluntariamente, que en el tiempo antiguo fueron hechos por la palabra de Dios los cielos, y también la tierra, que proviene del agua y por el agua subsiste por lo cual el mundo de entonces pereció anegado en agua”  ( diluvio ) (2 P 3:3-6).

a – Teorías. La Biblia anunció proféticamente que, antes de la segunda venida de Jesucristo, en el tiempo en el que la Biblia llama: “los postreros días” habrá quienes se burlarán de la segunda venida del Señor, diciendo que en la naturaleza

  • “todas las cosas permanecen así” (vs. 4), o sea, sin cambios violentos.

Y exactamente así ha ocurrido; ya que, en 1785 el geólogo James Hutton (1726-1797)  dijo que las leyes de la naturaleza,

  • ”Permanecen sin cambios”. Es decir, no hay cambios catastróficos, violentos, como sostenía la teoría del catastrofismo. [Catastrofismo: Véase: 1]

La teoría de Hutton es conocida como el “uniformismo”.     [Uniformismo: Véase: 2]

O sea, contrariamente a lo que afirmaba

  • la teoría del catastrofismo, que imperaba en esa época (siglos XVII y XVIII); y que declaraba que, nuestro planeta ha sido modificado por grandes cambios catastróficos, repentinos y violentos (alzamientos de montañas, caída de cuerpos celestiales, el diluvio, etc.);
  • la teoría uniformismo de Hutton declara que esos cambios violentos no existieron; sino que los procesos geológicos operaron en el pasado muy lentamente, en el transcurso de millones de años.

Entonces, los que se burlan de la segunda venida de Jesucristo dicen que, “todas las cosas permanecen así” desde el comienzo. Esta es la teoría naturalista del uniformismo. Es decir, ellos entienden que tanto en el pasado como en el presente, actúan las mismas leyes naturales, los mismos procesos naturales, lo que siempre ha ocurrido.

En consecuencia, si en el pasado no hubo ninguna intervención sobrenatural en este planeta, ningún milagro; en consecuencia, en el futuro tampoco habrá ninguna intervención sobrenatural. Entonces, Jesucristo no vendrá. O sea, Dios nunca intervino, ni intervendrá en esta tierra. Por eso se burlan de la creencia cristiana en la segunda venida.

Pero esto no es así porque, la historia muestra que en varios momentos Dios intervino sobrenaturalmente en este planeta. Por ejemplo, en el diluvio  (Gn 7), y en el fuego celestial que cayó en Sodoma y en Gomorra Gn 19).

Charles Lyell, discípulo de Hutton perfeccionó la teoría de su maestro, y rechazó las verdades bíblicas sobre la creación y el diluvio, declarando que, en la geología terrestre, los procesos han sido naturales y no sobrenaturales; y que, en consecuencia, la Biblia está en contra de la ciencia y es falsa.

Como consecuencia de esta teoría,

  • en el aspecto científico, Darwin desarrolló la teoría de la evolución; y
  • en el aspecto religioso, muchos religiosos empezaron a decir que la segunda venida de Jesucristo no ocurrirá (o sea, no habrá intervención sobrenatural de Dios en este planeta).

Dios sabía la importancia que tendría esta teoría; y como influiría, tanto en el aspecto científico como en el aspecto religioso; y por eso esto lo anunció proféticamente (2 P 3).

b – Últimos días. Según la Biblia, los burladores que hablarán de la inexistencia de cambios violentos actuarán en los  últimos días. Y exactamente así ha sucedido desde la época de Hutton, comenzando allá por el 1785; y continuando durante muchísimos años, enseñándose en todos los centros educativos la teoría evolucionista.     [Burladores: Véase: 3]

c – Últimos minutos. Pero esa época ya pasó. En las últimas décadas, si bien hay quienes continúan burlándose de la segunda venida de Jesucristo; los científicos han relativizado las ideas de Hutton sobre el uniformismo; al ver que, a veces, la tierra es modificada violentamente por tsunamis, caída de meteoritos, erupciones volcánicas, etc., o sea, procesos catastróficos. Esto les ha llevado a una etapa, a creer en la teoría llamada neocatastrofismo.     [Neocatastrofismo: Véase: 4]

Pero,

  • si la Biblia había anunciado que en los últimos días se hablaría de que “todas las cosas permanecen así”, sin cambios violentos en la naturaleza, tal como ha dicho la teoría uniformista; y
  • si en estas últimas décadas los científicos han cambiado su postura; y en general, ya no enseñan más esa teoría;
  • entonces, de acuerdo con el calendario bíblico, ya hemos pasado la época profetizada por Pedro en la que hablarían de que no hay cambios; y ahora, en estas últimas décadas estamos en los últimos minutos del calendario de Dios.

O sea, este cambio en las teorías científicas nos muestra que, estamos ante la inminencia de la segunda venida de Jesucristo.

2 – EXPLOSIONES NUCLEARES

Por medio del apóstol Pedro Dios reveló que, el día de la llegada de Jesucristo a este planeta habrá tremendas explosiones nucleares. Esta profecía es realmente asombrosa porque, con lenguaje simbólico Dios reveló algo científico. Veamos el texto:

10 Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas.

12 esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán (2 P 3:10, 12).

“El día del Señor” es el día de la segunda venida de Jesucristo. Ese día vendrá “como ladrón en la noche”; es decir, inesperadamente.

a – Idioma. Para poder comprender este texto, es necesario entender que, en el idioma original con el que fue escrito el Nuevo Testamento, el griego, las palabras tienen varios significados. Por eso, vamos a analizar algunas palabras claves.

  • Elementos”. Los griegos designaban con este nombre a los “principios fundamentales” con los que están formadas todas las cosas; lo que hoy conocemos como: 1) “átomos”; y 2) “elementos químicos”: es decir, materia formada por átomos de la misma clase; dentro de los cuales hay partículas subatómicas, como por ejemplo, los neutrones.
  • Deshechos”. También: “soltados, destruidos”.
  • Cielos”. También: “uranio”.
  • Fundirán”. También: “fundirán, derretirán”.

b – Bombas

  • Bomba atómica. Tiene como principio la fisión (división) del núcleo de un átomo de uranio. Al romperse el núcleo se libera energía y neutrones. Los neutrones liberados rompen otros núcleos, soltando, liberando, neutrones; en un proceso conocido como “reacción en cadena”, que genera una tremenda explosión.
  • Bomba de hidrógeno. Tiene como principio la fusión (unión) de núcleos atómicos; para lo cual se necesita muchísima temperatura, Por eso el “fuego”, que enciende una bomba de hidrógeno es una bomba atómica.

Sabiendo esto, volvamos al texto:

c – La explosión de una bomba atómica:

Vs. 10: “los elementos ardiendo serán deshechos”; o sea,

  • los “elementos” (los átomos, y más específicamente, los neutrones), “ardiendo serán deshechos” (soltados).

Vs. 12: “los cielos, encendiéndose, serán deshechos”; o sea,

  • los “cielos” (el uranio; es decir, los neutrones del uranio), “encendiéndose, serán deshechos” (soltados). Este texto revela que, el uranio será el elemento usado para hacer la bomba atómica.
  • Esto es exactamente lo que ocurre en la explosión de una bomba atómica: la división (fisión) de los átomos; los cuales serán “deshechos”, destruidos.

d – La explosión de una bomba de hidrógeno:

12: “los elementos, siendo quemados, se fundirán; o sea,

  • Los elementos (los átomos, los neutrones), se fundirán(se derretirán, es decir, se unirán).
  • Esto es exactamente lo que ocurre en la explosión de una bomba de hidrógeno: la unión (fusión) de los átomos, los cuales serán “fundidos”, unidos.

Notemos, además, que en el último texto citado dice que los elementos se fundirán siendo quemados; o sea, por causa de ser quemados. Esto se corresponde con la explosión de una bomba de hidrógeno; ya que, para que se produzca esa unión tiene que haber una temperatura altísima. Por eso, la chispa que enciende una bomba de hidrógeno es una bomba atómica.

Simbolismo.  Cuando se quema algo no se produce la fusión nuclear (la unión de núcleos atómicos). Sólo sucede esto cuando ocurre una explosión de una bomba de hidrógeno (una bomba H). Quiere decir que, cuando la Biblia dice: “los elementos, siendo quemados, se fundirán, describe en forma extraordinaria y simbólica la explosión de una bomba de hidrógeno.

Es decir, con lenguaje simbólico Dios reveló algo científico.

Tengamos en cuenta que, la Biblia habla de cosas científicas en forma simbólica.

Es decir, lo que aquí se está presentando es que, no solo ocurrirán

  • explosiones de bombas atómicas (división de átomos); sino que, además, ocurrirán
  • explosiones de bombas de hidrógeno (unión de átomos), lo cual ocurre cuando hay altísimas temperaturas.

Entonces, en forma simbólica Dios reveló que, antes de la segunda venida de Cristo habrá explosiones nucleares. Esta señal ya se ha cumplido.

Armagedón.  Si cuando Jesucristo venga “Los elementos ardiendo serán deshechos”, esto quiere decir que, en el día de la segunda venida habrá tremendas explosiones atómicas. Esto sucederá así porque, en ese día ocurrirá la gran batalla de Armagedón (Ap 16:16; 19:11-21).

e – Deshechos. Los elementos, los átomos, y en ellos los neutrones y los protones, serán deshechos, soltados; ya que, en griego el verbo Lúo es soltar. En la actualidad se sabe que, en el núcleo de los átomos hay protones que, aunque se repelen entre sí por tener polos iguales (sabiendo que polos iguales se repelen y opuestos se atraen) están unidos por una fuerza misteriosa.    [Subsisten: Véase: 5]

¿Qué es esa fuerza que mantiene a los protones en su lugar? ¡El poder de Jesucristo! En Col  1.17 dice que “todas las cosas en él subsisten”. Subsisten quiere decir que  “permanecen unidas”. O sea que, si no fuera por el poder de Jesucristo todas las cosas se desintegrarían. Por eso Pedro dijo:

10 Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas” (2 P 3:10).

En lenguaje técnico

 

1)    “Elementos”. En griego: “στοιχεῖα”. Transcripción: Stoicheia. Viene del verbo στοιχεῖον (stoicheion, Strong’s G4747). Definición: Elementos, principios fundamentales. En la actualidad: 1) “átomos”; y 2) “elementos químicos”: materia formada por átomos de la misma clase.     [Stoicheion: Véase: 6]

2)    “Serán deshechos”. En griego: “λυθήσεται”, voz pasiva del verbo “λύω” (Strong’s G3089). Transcripción: Luó. Definición: Soltar, destruir, deshacer.     [Luó: Véase: 7]

3)    “Cielos”. En griego: “ουρανων”. Palabra original: “οὐρανός”(Strong’s G3772). Transcripción: ouranós. Definición: Cielos, uranio, Urano.      [Ouranós: Véase: 8]

4)     “Fundirán”. En griego: “τηκεται”. Viene del verbo “τήκω” . Transcripción  “(tékó” (Strong’s G5080). Definición: Fundir, derretir.     [Tékó: Véase: 9]

Elementos

¿De qué elementos se habla aquí? En griego, elementos es “stoicheia”. Los griegos designaban con este nombre a los “elementos de la naturaleza”; es decir, a los principios fundamentales con los que están formadas todas las cosas.     [Elementos: Véase: 10]

En la actualidad sabemos que, los elementos que forman todas las cosas son los elementos químicos (hay 118, según la tabla periódica de los elementos); y en forma más específica, los átomos.

Los elementos químicos, están formados por átomos de la misma especie.

El átomo es la parte más diminuta de un elemento. Por eso, el átomo es la “partícula fundamental“.

Para los griegos, los “elementos” eran los principios fundamentales que forman todas las cosas.

1)    En filosofía, según Aristóteles (374-322 a. C.): el fuego, el agua, el aire y la tierra. Según Aristóteles, cada objeto en la Tierra tiene una mayor o menor cantidad de esos 4 elementos.

2)    Para Platón, eran las letras, que forman las palabras.

3)    En las tradiciones, eran los “rudimentos” (stoicheia) (Gál 4:3, 9; Col. 2:8, 20-22).

Sabiendo todo esto, recordemos que Pedro dijo que

1)    “los elementos ardiendo serán deshechos”.

2)    Es decir, los elementos químicos, tal como los conocemos en la actualidad, serán deshechos.

3)    Y como los elementos están formados por átomos, entonces, los átomos serán deshechos.

Aclaración: Los griegos tenían otra palabra para “átomos”. Pero Pedro usó la palabra “elementos” en vez de  “átomos” porque, en esa época se entendía que los “átomos” eran las partículas más pequeñas en las que se podía dividir un objeto. Pero, hablar de “elementos” iba aún más allá, porque con esta palabra los griegos designaban a los principios fundamentales con los que están formadas todas las cosas; y esto se corresponde con lo que hoy llamamos  “átomos”, y “elementos químicos”; los que están formados por átomos de la misma clase; los cuales tienen, aproximadamente, la diez millonésima parte de un milímetro. En consecuencia, al hablar aquí de “elementos”, o sea “elementos químicos”, los cuales están formados por “átomos”, indirectamente, al decir “elementos” se está hablando de “átomos”.

Soltados.  Los elementos, los átomos, serán deshechos, destruidos; y en los átomos, los neutrones, serán “deshechos” o sea  “soltados”; ya que, en griego el verbo es Lúo (“deshechos”), el cual se traduce como “soltar, destruir”.

Fisión atómica.  Si el núcleo de un átomo de uranio es bombardeado por neutrones, se rompe (esto es la fisión o división nuclear, la explosión atómica). Al romperse el núcleo se sueltan algunos neutrones, lo que da origen a una explosión atómica.

Entonces, cuando la Biblia dice que los “elementos” serán “deshechos”, en lenguaje simbólico está diciendo que, al romperse los átomos serán soltados los neutrones, lo que dará lugar a una explosión nuclear.     [Nuclear Véase: 11]

Cielos

Para entender esto veamos primeramente la palabra “cielos”. En el original, en griego, es “ouranós”, la cual significa, no solo “cielos”; sino que, además, significa “uranio”.

Tengamos en cuenta que, la bomba atómica está hecha con uranio. Dice, además, que los cielos “serán deshechos”. Ya hemos visto que, “deshechos” (Luó) significa también: “soltar”.

En el núcleo de los átomos de uranio hay energía almacenada. Al romperse el núcleo (fisión) se libera energía y neutrones. Los neutrones liberados rompen otros núcleos, liberando neutrones; en un proceso conocido como “reacción en cadena”, que genera una tremenda explosión.

Por eso es que la Biblia dice que los “cielos” (el uranio) “serán deshechos” (o sea, serán liberados, soltados, los neutrones del uranio). Además, el texto bíblico dice que todo este proceso ocurrirá cuando “los cielos” (el uranio) se encienda “encendiéndose”. Y exactamente así ocurre en una explosión atómica porque, al romperse el núcleo atómico se libera gran cantidad de energía, de fuego, de calor.

Todo lo visto hasta aquí nos habla de una explosión atómica, ya que el proceso es de “fisión”, de división de los núcleos atómicos.

f – Tierra quemada

y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas” (2 P 3.10).

Por muchísimos años los científicos se han burlado de la Biblia, diciendo: ¿Cómo pueden creer ustedes que los átomos (las piedras, el agua, etc.), se quemarán?  Pero ahora no se ríen más; ya que, cuando ocurre una explosión atómica sucede precisamente esto.

El cuadro que presenta el apóstol Pedro con respecto a la venida de Jesucristo coincide exactamente con explosiones atómicas.

g – Los cielos pasarán con grande estruendo

 Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche;  en el cual los cielos pasarán con grande estruendo(2 P 3.10).

Cuando ocurre una explosión nuclear la atmósfera, o sea, la capa gaseosa que rodea la tierra, da vueltas sobre sí misma (se enrolla); ya que, el aire pasa a llenar el vacío producido al quemarse el oxígeno (al desaparecer el oxígeno). Esto causa gran destrucción en todo lo que está edificado.

Además, toda explosión nuclear está acompañada de un “estruendo” extraordinario, tal como dice la Biblia.

Todo lo visto hasta aquí nos muestra que, lo que el apóstol Pedro enseñó es una extraordinaria profecía, una señal asombrosa, de la segunda venida de Cristo. Como ya hay armas nucleares, entonces, esta señal de la segunda venida ya se ha cumplido.

h – La profecía de Mateo

Mateo profetizó que, antes de la segunda venida de Jesucristo, ocurrirán explosiones atómicas, tal como dijo Pedro.

29 E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas (Mt 24:29).

Notemos que dice que, “las potencias de los cielos serán conmovidas”. ¿Qué significa esto?

En griego vemos lo siguiente:

  • Las potencias”. En griego: “dunamis” (potencias, poderes, fuerzas). Dunamis es la raíz de la palabra dinamita).
  • De los cielos”. En griego: “ouranós” (cielos, uranio), tal como ya hemos visto;
  • serán conmovidas. En griego: “saleuó” (conmovidas, modificadas, alteradas, agitadas, sacudidas).

Cuando Pedro dijo que las “las potencias de los cielos serán conmovidas”, con esto quiso decir que, en los últimos días habrá explosiones atómicas; en las cuales, el tremendo poder que tiene el uranio, mucho más poderoso que la dinamita, será modificado, pasando de un estado de energía pasiva a energía activa, produciendo tremendas explosiones, tremendas conmociones.

Uso técnico

 

1)    “Potencias”. En griego: “δυνάμεις”. Palabra original: “δύναμις, εως, ἡ” (Strong’s G1411). Transcripción: dunamis. Definición: poder, fuerza.     [Dunamis: Véase: 12]

2)    Conmovidas. “σαλευθήσονται”. Palabra original: “σαλεύω” (Strong’s 4531). Transcripción: “saleuó”. Definición: conmover, agitar, sacudir. Temblar.      [Saleuó: Véase: 13]

i – La profecía de Zacarías

 “y ésta será la plaga con que herirá Jehová a todos los pueblos que pelearon contra Jerusalén: la carne de ellos se corromperá estando ellos sobre sus pies, y se consumirán en las cuencas de sus ojos, y la lengua se les deshará en su boca” (Za 14.12).

John Hersey, en su libro “Hiroshima”, ha declarado que, por causa de la radiación atómica, al explotar la bomba atómica en 1945, la carne desaparecía de los cuerpos; y los ojos se derretían.     [Hersey: Véase: 14]

Tengamos en cuenta que, al estallar una bomba atómica, en una millonésima de segundo, la temperatura llega a más de 140 millones de grados Fahrenheit, o más de 60 millones de grados Celsius.

Entonces, la profecía de Zacarías, en cuanto a que, en los últimos tiempos habrá bombas nucleares, ya se ha tenido un primer cumplimiento.

B – PACIENCIA

¿Por qué no ha venido aún Jesucristo?

El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento”

15 Y tened entendido que la paciencia de nuestro Señor es para salvación; como también nuestro amado hermano Pablo, según la sabiduría que le ha sido dada, os ha escrito” (2 P 3:9, 15).

Jesucristo no ha venido aún porque, en su amor, él está esperando a que más personas reciban la salvación; ya que él no quiere que nadie se pierda eternamente, sino que todos se arrepientan.

C – ¿CÓMO DEBEMOS PREPARARNOS?

Sabiendo que, en estos últimos años se han ido cumpliendo varias de las señales profetizadas en la Biblia, relacionadas con la segunda venida de Jesucristo, la pregunta es: ¿Cómo debemos prepararnos para su venida?

1 – Irreprensibles

14 Por lo cual, oh amados, estando en espera de estas cosas, procurad con diligencia ser hallados por él sin mancha e irreprensibles, en paz” (2 P 3:14).

En varios lugares de la Biblia se dice que, tenemos que actuar, de tal forma para que, en el día de nuestro encuentro con el Señor seamos “irreprensibles” (2 P 3:14; 1 Co 1:8; Fil 1:10; Col 1:22; 1 Ts 5:23). Entonces, en ese día, unos serán “irreprensibles” y otros serán “reprensibles”.

¿Qué quiere decir esto? Esto significa que en ese día, en el tribunal de Cristo (Ro 14:10-12), seremos juzgados por el Señor; y que, el Señor tendrá que reprender a algunos hermanos por las cosas que tendrían que haber hecho y no hicieron; es decir, por no haber hecho la voluntad de Dios.

Esta reprensión no estará relacionada con la salvación; porque, somos salvos, no por nuestras obras, sino por lo que Cristo hizo por nosotros en la cruz; pero estará relacionada con lo que Dios quería que hiciéramos.

Esta reprensión será para mostrarnos por qué, por ejemplo, un creyente que, en la tierra tenía muy pocas capacidades, en el cielo, es grandemente recompensado, porque hizo toda la voluntad de Dios; mientras que otro, que recibió muchas habilidades y dones en la tierra, recibe una pequeña recompensa en el cielo: porque ese hermano no hizo toda la voluntad de Dios.

Si esta reprensión no ocurriera en el tribunal de Cristo, entonces, nos quedaríamos en el cielo con la idea de que el Señor fue “injusto” al recompensar más abundantemente a ese hermano que apenas tenía una pequeña capacidad; y no a los otros, que tenían muchas capacidades.

Porque las recompensas no dependen de la cantidad de capacidades que tengamos, sino del uso que hicimos de ellas. Por eso se dará el caso, por ejemplo, de que un gran “apóstol” recibe una pequeña recompensa, mientras que una ancianita, que solo sabía interceder, recibe una gran recompensa.      [Tribunal: Véase: 15]

2 – Sin mancha

Además, debemos prepararnos para la venida de Jesucristo viviendo “sin mancha”, es decir, viviendo es santidad; ya que, sin santidad nadie verá al Señor (He 3:14).

“Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir!” (2 P 3:11).

Autor: Eduardo Pedro Saracchi, profesor de Teología; graduado en Teología Pastoral. Iglesia Evangélica en Buenos Aires, República Argentina.

¡MUY IMPORTANTE! Todas las publicaciones que ya hice y las que serán hechas en el futuro, se pueden ver en los siguientes links:

https://llegoeltiempodedios.wordpress.com/

Lista de todas mis publicaciones

Traductor. Al final de cada página de este blog está el traductor de Google: Translate this blog.

Derechos. Derechos de Autor © Copyright 2018 por Eduardo Pedro Saracchi. Todos los derechos reservados. Queda hecho el depósito legal que marca la ley 11723 de propiedad intelectual (Argentina), en la Dirección Nacional de Derechos de Autor. Se permite la reproducción parcial o total del contenido de esta publicación, con propósitos educativos y sin fines de lucro; sin necesidad de obtener permiso previo, con la condición de que el significado o contexto no sea cambiado ni alterado, y que se cite adecuadamente la fuente.

Citas bíblicas. Las citas bíblicas de esta publicación han sido tomadas de la Biblia, Versión Reina – Valera (Revisión de 1960, RVR1960) © Sociedades Bíblicas en América Latina, 1960. Renovado © Sociedades Bíblicas Unidas, 1988. Utilizado con permiso. (Énfasis nuestro: Subrayados, negritas, aclaraciones, mayúsculas y cursivas añadidas).

Aclaración. Queremos aclarar que este ministerio no tiene nada que ver con los anuncios que puedan aparecer en este blog.

Reconocimiento. Hacemos un reconocimiento de gratitud a dos grandes editoriales:

  • A WORDPRESS, por su amable permiso para editar esta publicación.
  • A SOCIEDADES BÍBLICAS EN AMÉRICA LATINA, por su amable permiso para hacer citas bíblicas.

Abreviaturas de los libros de la Biblia

Génesis: Gn – Éxodo: Ex – Levítico: Lv – Números: Nm – Deuteronomio: Dt – Josué: Jos – Jueces: Jue – Rut: Rt – 1 Samuel: 1 S – 2 Samuel: 2 S – 1 Reyes: 1 R – 2 Reyes: 2 R – 1 Crónicas: 1 Cr – 2 Crónicas: 2 Cr – Esdras: Esd – Nehemías: Neh – Ester: Est – Job: Job – Salmos: Sal – Proverbios: Pr – Eclesiastés: Ec – Cantares: Cnt – Isaías: Is – Jeremías: Jer – Lamentaciones: Lm – Ezequiel: Ez – Daniel: Dn – Oseas: Os – Joel: Jl – Amós: Am – Abdías: Abd – Jonás: Jon – Miqueas: Miq – Nahúm: Nah – Habacuc: Hab – Sofonías: Sof – Hageo: Hg – Zacarías: Zac – Malaquías: Mal – Mateo: Mt – Marcos: Mr – Lucas: Lc – Juan: Jn – Hechos: Hch – Romanos: Ro – 1 Corintios: 1 Co – 2 Corintios: 2 Co – Gálatas: Gá – Efesios: Ef – Filipenses: Fil – Colosenses: Col – 1 Tesalonicenses: 1 Ts – 2 Tesalonicenses: 2 Ts – 1 Timoteo: 1 Ti – 2 Timoteo: 2 Ti – Tito: Tit – Filemón: Fln – Hebreos: Heb – Santiago: Stg – 1 Pedro: 1 P – 2 Pedro: 2 P – 1 Juan: 1 Jn – 2 Juan: 2 Jn – 3 Juan: 3 Jn – Judas: Jud – Apocalipsis: Ap

Referencias

1 – Catastrofismo

Catastrofismo y Uniformismo – Ciencias Naturales

Catastrofismo – P. Arieu Theologies Web

2 – Uniformismo

La Batalla por el Comienzo – Google Books

James Hutton – Es.wikipedia.org

James Hutton y el uniformismo: la lenta evolución de las formas terrestres – Geografiaua.blogspot.com.ar –

James Hutton – Los diccionarios y las enciclopedias sobre el Académico

3 – Burladores

Los burladores de los últimos días | Llamada de Medianoche – Llamadaweb.org

4 – Neocatastrofismo

Neocatastrofismo | P. Arieu Theologies Web – Lasteologias.wordpress.com

5 – Subsisten

¿Sabías que si no fuera por Cristo te desintegrarías? – Coalición por el Evangelio

6 – Stoicheion

Stron

g’s Greek: 4747. στοιχεῖον (stoicheion) — one of a row, hence a letter (of the alphabet), by ext. the elements (of knowledge) – Biblehub.com

2 Peter 3:10 Lexicon – Biblehub.com

7 – Luó

Strong’s Greek: 3089. λύω (luó) — to loose, to release, to dissolve – Biblehub.com

Thayer’s Greek: 3089. λύω (luó) — to loose, to release, to dissolve – Biblehub.com

2 Peter 3:10 Lexicon – Biblehub.com

8 – Ouranós

Strong’s Greek: 3772. οὐρανός (ouranos) – heaven – Biblehub.com

Dicciomed: Diccionario médico-biológico, histórico y etimológico – Dicciomed.usal.es

Urano (planeta) – Es.wikipedia.org

Strong’s Greek: 3772. οὐρανός (ouranos) — 278 Occurrences – Biblehub.com

Qué es y cómo funciona una bomba nuclear – ilce.edu.mx

9 – Tékó

Concordancia Griego de Strong: 5080. τήκω (tékó) — fundirán, para derretir (hacia abajo), a desaparecer – Bibliaparalela.com

10 – Elementos

Teoría atómica de Dalton – Concurso.cnice.mec.es

Elementos de la antigüedad – Es.wikipedia.org

Aristóteles – Inciclopedia

Elemento químico – wikipedia.org

Atomos – El corazón de toda la materia – Monografias.com – Monografias.com

Cronología de la química – Es.wikipedia.org

Elementos de Euclides – Es.wikipedia.org

11 – Nuclear

Profecías Bíblicas para el Final de Estos Tiempos – Elpoderdelapalabradedios.blogspot.com.ar

12 – Dunamis

Strong’s Greek: 1411. δύναμις (dunamis) — (miraculous) power, might, strength – Biblehub.com

El poder dunamis en el Nuevo Testamento – Ministerio de restauración a las naciones

13 – Saleuó

Concordancia Griego de Strong: 4531. σαλεύω (saleuó) — conmovidas, agitada, conmovido, para agitar, sacudir, Para derribar – Bibliaparalela.com

Saleuo – Strong’s number G4531 – Greek Lexicon | Bible Tools – Messie2vie – Messie2vie.fr

14 – Hersey

Reeditan “Hiroshima”, el texto de John Hersey que cambió la historia del periodismo – Telam.com.ar

John Hersey Reports Hiroshima | wordsmith – Blogs.stlawu.edu

15 – Tribunal

El tribunal de Cristo – Google Books

El tribunal de Cristo. Bema de Cristo – blogspot.com

¿Qué es el Tribunal de Cristo? – GotQuestions.org Transcripción

Anuncio publicitario
A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close