Pentecostés

“Y en los postreros días, dice Dios, derramaré de mi Espíritu sobre toda carne” (Hch 2:17).

¡Estamos viviendo en esos últimos días! Por eso, ¡Viene un gran derramamiento del Espíritu Santo sobre todas las naciones! El primer derramamiento del Espíritu, en Pentecostés, fue sobre los discípulos que estaban en Jerusalén; pero Dios anunció que en los últimos días derramará su Espíritu sobre toda carne, sobre todos los seres humanos, y eso es lo que viene ahora. Por eso, la Biblia dice que, “La gloria postrera de esta casa será mayor que la primera, ha dicho Jehová de los ejércitos” (Hg 2:9).

El Pentecostés glorioso del que estamos hablando, ocurrió hace unos 2.000 años; pero anterior a este Pentecostés que celebramos los cristianos, los judíos tuvieron un gran encuentro con Dios, al que también le llamaron “Pentecostés”. ¿Lo sabías? Nuestro Pentecostés tuvo un paralelismo extraordinario con ese otro Pentecostés:

  • los dos ocurrieron en el mismo día del año;
  • en los dos el fuego de Dios descendió, etc.

Por medio de este extraordinario paralelismo Dios quiere enseñarnos verdades gloriosas. Por eso, vamos a ver los dos Pentecostés, el judío y el cristiano.

A – LA LEY

1 – De Moisés. El día siguiente de la Pascua (Ex 12) los judíos salieron de Egipto; y 50 días más tarde, en el monte Sinaí (Ex 19:11), Dios descendió y le entregó a Moisés la la ley (los 10 mandamientos) (Ex 20).

Dios instituyó que este día fuera celebrado como fiesta (Lv 23:15-21): la fiesta de Shavuot (significa “semanas”); que por ser celebrada 50 días después de la Pascua, fue traducida al griego en la Septuaginta como “Pentecostés” (que quiere decir “cincuenta”).       [Shavuot, 50 días. Véase: 1]       [Shavuot. Véase: 2]       [Pentecostés. Véase: 3]

Entonces, de acuerdo con esto, podemos decir que, “el primer Pentecostés” (Shavuot) fue celebrado en el monte Sinaí, cuando Dios entregó la ley.

Los judíos recuerdan en Pentecostés el día en el que Dios entregó la Ley; o sea,  promulgó la ley.

Se llama la “ley de Moisés” (la “ley mosaica”), porque, fue Moisés quien la escribió.

2 – Del Espíritu. Luego de la Pascua, cincuenta días después de la resurrección de Jesucristo, en el día de la fiesta de Pentecostés, Dios descendió en el monte de Jerusalén (Hch 2:5; Is 66:20), en el monte Sion (Heb 12:22), y derramó el Espíritu Santo. En ese momento los creyentes recibieron: “La ley de Cristo” (1 Co 9:21; Ga 6:2), o “La ley del Espíritu” (Ro 8:2).

Los cristianos recordamos en Pentecostés el día en el que descendió el Espíritu Santo, para darnos el poder para obedecer la voluntad de Dios.

El Espíritu Santo descendió en Pentecostés para mostrar que los cristianos tenemos otra ley: la Ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús (Ro 8:2). Entonces, el hacer la voluntad de Dios no depende de nuestros esfuerzos; sino que depende del Espíritu Santo; porque Dios no ha dado una nueva “ley”; así como la ley de la gravedad, que actúa siempre.

Así como en el AP era la ley la que le mostraba al hombre qué es lo que tenía que hacer, en el NP, es el Espíritu Santo, es la ley del Espíritu, quien nos muestra qué es lo que tenemos que hacer y nos da el poder para hacerlo.

Entonces,

  • En el Pentecostés del Sinaí, Dios entregó la ley a Moisés.
  • En el Pentecostés de Jerusalén, Dios entregó la ley del Espíritu.

El verdadero monte Sinaí

  • Los últimos descubrimientos arqueológicos muestran que, el verdadero monte Sinaí está en Arabia, tal como dice la Biblia en Ga :25; y no en Egipto, como dice la tradición; desde que, en el siglo IV, la madre del emperador Constantino, dijo que el monte Sinaí estaba en Egipto. Pero esto no coincide en nada con la descripción geográfica que la Biblia hace sobre el monte Sinaí y sus alrededores. [Sinaí Véase: 4]
  • El monte Sinaí es también es llamado en la Biblia “monte Horeb”. Ambos nombres se intercambian en las Sagradas Escrituras (Ex 19:11, 18; Dt 5:2, 23); ya que, son dos cimas de la misma montaña. En árabe, “Sinaí” significa: “la joroba del camello”; porque, en la cima de esta montaña hay dos cumbres, que se parecen a la doble joroba de un camello. Una de estas cumbres se llama “Horeb”, y la otra específicamente “Sinaí”. [Monte Horeb. Véase: 5]
  • En Arabia Saudita, desde hace siglos los árabes llaman al verdadero monte Sinaí: “Jabal-Musa; o sea, “La montaña de Moisés”. También le llaman: “Jebel al Lawz”, es decir “la montaña de Las Tablas”, o “la montaña de La Ley”; ya que, en ese lugar Moisés recibió las tablas de la ley. [Jebel al Lawz. Véase: 6]      [Jabal-Musa. Véase: 7]

B – SIMILITUDES Y DIFERENCIAS ENTRE LO QUE PASÓ EN SINAÍ Y EN JERUSALÉN

Similitudes: Relación entre cosas o personas que tienen características comunes. Diferencias: contraste, oposición.

1 – 50 días

En Sinaí, cincuenta días después de la pascua, después de la muerte del cordero, Dios entregó la ley de Moisés.

En Jerusalén, cincuenta días después de la pascua, después de la resurrección del Cordero celestial, Dios entregó la ley del Espíritu; conforme a lo que Él había prometido:

 “Pero ESTE ES EL PACTO que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: Daré mi LEY en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo” (Jr 31:33).

“Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne.  Y pondré dentro de vosotros mi ESPÍRITU, y haré que ANDÉIS en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra. Habitaréis en la tierra que di a vuestros padres, y vosotros me seréis por pueblo, y yo seré a vosotros por Dios(Ez 36:26-28).

Es notable ver que, tanto la ley de Moisés, como la ley del Espíritu, las dos leyes fueron dadas en la fiesta de Shavuot o Pentecostés; o sea, cincuenta días después de la Pascua. Esto no fue casualidad; sino que Dios hizo esto para revelarnos que, la ley del Espíritu ha venido a reemplazar a la ley de Moisés.

2 – Fuego

En Sinaí Dios descendió, y el fuego se vio sobre el monte.

“Todo el monte Sinaí humeaba, porque Jehová había descendido sobre él en fuego; y el humo subía como el humo de un horno, y todo el monte se estremecía en gran manera” (Ex 19:18).

“Y aconteció que cuando vosotros oísteis la voz de en medio de las tinieblas, y visteis al monte que ardía en fuego, vinisteis a mí, todos los príncipes de vuestras tribus, y vuestros ancianos” (Dt 5:23).

y os acercasteis y os pusisteis al pie del monte; y el monte ardía en fuego hasta en medio de los cielos con tinieblas, nube y oscuridad”  (Dt 4:11).

En Jerusalén Dios descendió también, y el fuego se vio sobre las cabezas de los discípulos.

 y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos” (Hch2:3).

3 – Acercarse

En Sinaí Nadie podía acercarse al monte.

“Porque no os habéis acercado al monte que se podía palpar, y que ardía en fuego (He 12:18).

En Jerusalén Todos podían acercarse.

“sino que os habéis acercado al monte de Sion, a la ciudad del Dios vivo, Jerusalén la celestial  (He 12:22).

“Sion” es un símbolo de la Jerusalén celestial (Ap 3:12; 21:2).

4 – Manifestaciones sobrenaturales

En Sinaí, la ciencia ha demostrado que, tal como dice la Biblia, sobre la cumbre del monte Sinaí hubo un fuego extraordinario; es decir, Dios descendió en fuego y quemó aún las rocas, tal como puede verse esto en la actualidad. En efecto: en la cumbre del monte Sinaí, en una gran extensión, se ve todo de color negro, a diferencia del resto de la montaña, que es de un color grisáceo.

Aconteció que al tercer día, cuando vino la mañana, vinieron truenos y relámpagos, y espesa nube sobre el monte, y sonido de bocina muy fuerte; y se estremeció todo el pueblo que estaba en el campamento” (Ex 19:16).

“y todo el monte se estremecía en gran manera” (Ex 19:18).

Porque no os habéis acercado al monte que se podía palpar, y que ardía en fuego, a la oscuridad, a las tinieblas y a la tempestad, al sonido de la trompeta, y a la voz que hablaba, la cual los que la oyeron rogaron que no se les hablase más,  porque no podían soportar lo que se ordenaba: Si aún una bestia tocare el monte, será apedreada, o pasada con dardo;  y tan terrible era lo que se veía, que Moisés dijo: Estoy espantado y temblando”  (He 12:18-21 ).

“Estas palabras habló Jehová a toda vuestra congregación en el monte, de en medio del fuego, de la nube y de la oscuridad, a gran voz” (Dt 5:22).

En Jerusalén, el fuego de Dios descendió, pero esta vez, en forma de fuego espiritual.

“Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados” (H 2:2).

Obsidiana.  Cuando Dios descendió sobre el monte Sinaí, la roca granítica se transformó en lava fundida, algo así como lava volcánica, la que, al enfriarse pasó a ser obsidiana (vidrio volcánico, de color negro). La roca de la lava arde a unos 1.000º centígrados. Entonces, es posible que más o menos a esta temperatura hayan ardido las rocas graníticas para convertirse en obsidiana. Se ha visto que, a diferencia de una piedra volcánica (la que sale de los volcanes), en donde toda la piedra es de material volcánico, en las piedras del Sinaí, la parte de afuera de las piedras, es de material semejante al de una roca volcánica, de obsidiana, pero la parte de adentro, es piedra granítica común. Lo notable es que, esto no podría explicarse por medio de un gran incendio de bosques que afectaron las rocas, porque en ese lugar solo hay rocas, no hay árboles.

Arqueólogos de Arabia Saudita calcularon, por medio del estudio del efecto de la sombra proyectada por una roca sobre otra, que la fuente de ese terrible fuego estuvo a 50 metros sobre la cumbre. Quiere decir que, el Señor descendió hasta esa altura.     [Obsidiana. Véase: 8]

5 – Ley

En Sinaí la ley fue escrita:

  • Por el dedo de Dios.

“Y dio a Moisés, cuando acabó de hablar con él en el monte de Sinaí, dos tablas del testimonio, tablas de piedra escritas con el dedo de Dios” (Ex 31:18.

  • En tablas de piedra.

“Entonces Jehová dijo a Moisés: Sube a mí al monte, y espera allá, y te daré tablas de piedra, y la ley, y mandamientos que he escrito para enseñarles” (Ex 24:12).

“Y si el ministerio de muerte grabado con letras en piedras” (2 Co 3:7).

En Jerusalén la ley fue escrita:

  • Por el Espíritu Santo.

siendo manifiesto que sois carta de Cristo expedida por nosotros, escrita no con tinta, sino con el Espíritu del Dios vivo; no en tablas de piedra, sino en tablas de carne del corazón” (2 Co 3:3).

  • En el corazón y en la mente.

“Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo” (Jr 31:33).

“Pondré mis leyes en la mente de ellos, y sobre su corazón las escribiré;” (He 8:10)

“Este es el pacto que haré con ellos: Después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en sus corazones, y en sus mentes las escribiré” (Heb 10:16).

¿Qué es escribir en el corazón? Dios escribe en nuestro corazón poniendo en nosotros un nuevo corazón, en el que está la vida de Cristo; ya que, con él hemos muerto y resucitado. Además, tenemos la ley de Dios en nuestro interior al tener al Espíritu Santo.

“ Y les daré un corazón, y un Espíritu,  nuevo pondré dentro de ellos; y quitaré el corazón de piedra de en medio de su carne, y les daré un corazón de carne” (Ez 11:19).

En el Espíritu Santo está la ley de Dios, o dicho de otra forma, el Espíritu Santo es la ley que nos gobierna, que nos dice qué es lo que tenemos que hacer.

6 – Se promulgó así…

(Promulgar: Es la publicación oficial de una ley, por el jefe de un estado)

En Sinaí: El antiguo pacto

No como el pacto que hice con sus padres el día que tomé su mano para sacarlos de la tierra de Egipto; porque ellos invalidaron mi pacto, aunque fui yo un marido para ellos, dice Jehová” (Jr 31:32).

“Jehová nuestro Dios hizo pacto con nosotros en Horeb” (Dt 5:2).

En Jerusalén: El nuevo pacto

“He aquí que vienen días, dice Jehová, en los cuales haré nuevo pacto (Jr 31:31).

“Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo” (Jr 31:33).

“esto es mi sangre del nuevo pacto. (Mt 26:28).

7 – Mediador entre Dios y los hombres. El mediador habla a los hombres de parte de Dios; y a Dios de parte de los hombres.

Del AP: Moisés.

 Entonces, ¿para qué sirve la ley? Fue añadida a causa de las transgresiones, hasta que viniese la simiente a quien fue hecha la promesa; y fue ordenada por medio de ángeles en mano de un mediador” (Ga 3:19).

Del NP: Jesús.

 a Jesús el Mediador del nuevo pacto, y a la sangre rociada que habla mejor que la de Abel” (He 12:24).

8 – 3.000 personas…

En Sinaí 3.000 personas murieron el día en el que Moisés bajó del monte con las tablas de la ley. Anteriormente a este día, el pueblo había dicho que iban a obedecer a Dios (Ex 24:7). Pero luego, mientras Moisés estaba en el monte ellos pecaron, y por eso, cuando Moisés bajo del monte murieron.

Bajo la ley, murieron.

“ y cayeron del pueblo en aquel día como tres mil hombres” (Ex 32:28).

En Jerusalén 3.000 personas nacieron en el reino de Dios el día en el que Dios derramó el Espíritu Santo; y con él, la ley del Espíritu.

Bajo la gracia, nacieron.

Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil personas” (Hch 2:41).

Uno de los nombres de la fiesta de Shauot o Pentecostés es el de los “primeros frutos. Y en Pentecostés 3.000 personas fueron los primeros frutos de la cosecha de personas salvadas por la obra de Jesucristo.

La Biblia dice que Dios

“nos hizo ministros suficientes de un nuevo pacto: no de la letra, mas del espíritu; porque la letra mata, más el espíritu vivifica” (2 Co 3:6).

La letra (la ley de Moisés) mata (no perdona), mas el espíritu (el Espíritu Santo) vivifica (da vida al perdonar). No obedecer la ley llevaba a la muerte, pero al obedecer a Jesucristo el Espíritu Santo nos da vida eterna.

La letra mata, el espíritu vivifica; es decir,

  • la letra, el mensaje de la ley, escrito con letras en tablas de piedra, mata, no perdona, nos condena. Pero
  • el espíritu, ese mensaje escrito en nuestro espíritu, por el Espíritu Santo, nos vivifica, nos da vida.

Aclaración.  Los 3.000 murieron el día en el que el pueblo recibió la ley en forma escrita, no en forma oral. La ley oral el pueblo la recibió 50 días después de la pascua. Luego de esto, Moisés llevó a 70 líderes al monte para encontrarse con Dios. Seguidamente, el séptimo día ((Ex 24:16) Moisés subió más alto en el monte y estuvo 40 días con Dios. Al finalizar, Dios le dio las tablas de la ley (Ex 31:18). Luego de esto, Moisés bajó del monte, y se encontró que el pueblo había pecado, haciendo un becerro para adorarlo, y cometiendo otros pecados. Ese día murieron 3.000 personas (Ex 32:28).

C – DIFERENCIAS ENTRE EL AP Y EL NP

1 – Derecho y poder

  • AP. La ley de Moisés muestra el derecho (lo que hay que hacer), pero no da el poder para hacerlo.
  • NP. La ley del Espíritu da el derecho y el poder; es decir, muestra lo que hay que hacer y nos da el poder para hacerlo.

2 – Poder

  • En el AP el poder está limitado a lo que el hombre pueda hacer.
  • En el NP el poder está en el Espíritu Santo. Aquí está la clave, la diferencia entre el AP y el NP. Cuando Jesús resucitó les dijo “Recibid el Espíritu” (Jn 20:22). Si ya tenían el Espíritu, ¿Qué cambio hubo en Pentecostés? Antes de Pentecostés ellos tenían el Espíritu, pero seguían actuando con su propio poder. Luego de Pentecostés ellos empezaron a depender del poder del Espíritu Santo, porque habían recibido el bautismo en el Espíritu Santo.

3 – Depende de…

  • El AP depende del poder humano. Por eso, el hombre tenía que esforzarse para cumplir la ley. La ley fue dada para mostrar que el hombre no puede agradar a Dios (aquí está el problema de todas las religiones).
  • El NP depende del Espíritu Santo. Por eso Dios dice: “Yo haré que andéis”. Dios cumple la ley en nosotros por medio del Espíritu Santo. La ley del Espíritu de vida fue dada por Dios para que el hombre tenga comunión con Dios, haciendo la voluntad de Dios, dependiendo del Espíritu Santo.

 Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu,  y  haré   que andéis  en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra” (Ez 36:27).

4 – Orden y promesa

  • En el AP: órdenes: Ejemplo: “No robarás”.
  • En el NP las órdenes se transforman en promesas. Ejemplo: “te prometo que no robarás”.

5 – Obediencia y fe

  • El AP está formado por leyes a las que hay que obedecer.
  • El NP se basa en tener fe en el Espíritu Santo, en todos los problemas.

D – LA LEY DEL ESPÍRITU

1 – Promesa. Pero, ¿Por qué decimos que en Pentecostés Dios nos dio la ley del Espíritu? Dios había prometido:

  • que escribiría su ley en la mente y en el corazón;
  • que pondría su Santo Espíritu en los creyentes;
  • que haría posible que pongamos por obra sus estatutos;
  • que Él sería nuestro Dios; y
  • que nosotros seríamos su pueblo.

Si en Pentecostés el Espíritu Santo entró en el corazón de los creyentes, entonces, en ese mismo día Dios escribió su ley en los corazones.

 “Pero ESTE ES EL PACTO que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: Daré mi LEY en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo” (Jr 31:33).

“Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne.  Y pondré dentro de vosotros mi ESPÍRITU, y haré que ANDÉIS en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra. Habitaréis en la tierra que di a vuestros padres, y vosotros me seréis por pueblo, y yo seré a vosotros por Dios(Ez 36:26-28).

“Y les daré un corazón, y un ESPÍRITU,  nuevo pondré dentro de ellos; y quitaré el corazón de piedra de en medio de su carne, y les daré un corazón de carne, para que ANDÉN en mis ordenanzas, y guarden mis decretos y los cumplan, y me sean por pueblo, y yo sea a ellos por Dios (Ez 11:19-20).

2 – Depender del Espíritu Santo. Todo lo visto hasta aquí nos muestra que, las semejanzas y las diferencias entre la recepción de la ley, en el AP; y la recepción de la ley del Espíritu, en el NP revelan que, Dios nos ha dado la ley del Espíritu, para que podamos hacer la voluntad de Dios, con el poder del Espíritu Santo.

Entonces, si estamos en la era del NP tenemos que vivir dependiendo del Espíritu Santo; y no tratar de hacer la voluntad de Dios con nuestro propio poder, como si estuviéramos en el AP.

A diferencia del AP, basado en las obras, el NP está fundamentado en la fe en el Espíritu Santo.

Volviendo al problema del principio, Pablo trataba de agradar a Dios, con sus propias fuerzas, tal como se hacía en el AP, siendo que él vivía en la era del NP. Por eso, Dios le reveló que, para vivir en santidad, la solución estaba en depender del Espíritu Santo, frente a cada problema.

Entonces, para vivir en santidad, el camino es la fe, tal como dice la Biblia:

Mas el justo por la fe vivirá” (Ro 1:17).

E – EN PENTECOSTÉS RECIBIERON…

Estamos en los últimos días antes de la segunda venida de Cristo. En estos días Dios volverá a derramar su Espíritu Santo sobre todos los seres humanos, conforme a lo que Él ha prometido.

Pero, ¿Qué es lo que recibieron los creyentes en Pentecostés? En Pentecostés los discípulos recibieron:

  • El poder de Dios.

“pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra” (Hch 1:8).

  • El bautismo en el Espíritu Santo.

Porque Juan ciertamente bautizó con agua, mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días” (Hch 1:5).

  • El fuego de Dios.

“y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos” (Hch 2:3).

  • La llenura del Espíritu.

“Y fueron todos llenos del Espíritu Santo” (Hch 2:4).

  • El lenguaje

 “y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen” (Hch 2:4).

  • La promesa del Espíritu.

33 Así que, exaltado por la diestra de Dios, y habiendo recibido del Padre la promesa del Espíritu Santo, ha derramado esto que vosotros veis y oís” (Hch 2:33).

  • El don del Espíritu.

“recibiréis el don del Espíritu Santo” (Hch 2:38).

  • Los mensajes proféticos, etc.

“Y de cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días derramaré de mi Espíritu, y profetizarán” (Hch 2:18).

En estos últimos días, Dios quiere darnos todo esto y mucho más, ya que Jesús dijo que:

“De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará” (Jn 14:12).

Por todo esto, si vos no has recibido el bautismo en el Espíritu Santo, ¡pídele al Señor esta gloriosa experiencia!; y si ya la has recibido, ¡busca el fuego del Espíritu Santo!; ya que, Dios le reveló al evangelista Tommy Hicks que, en estos últimos días el fuego del Espíritu será derramado desde las manos de Jesucristo.      [Tommy Hicks. Véase: 9]

Por: Eduardo Pedro Saracchi, profesor de Teología; graduado en Teología Pastoral, en el Instituto Bíblico Buenos Aires, de la Alianza Cristiana y Misionera.

Iglesia Evangélica en Buenos Aires, República Argentina.

Todas las publicaciones

  1. Avivamiento en la República Argentina
  2. Profecía para el pueblo de Dios
  3. 50 aniversario de Comunidad Cristiana
  4. Cavando pozos de avivamiento
  5. Señales de la segunda venida de Jesucristo – 1
  6. Señales de la segunda venida de Jesucristo – 2
  7. Señales de la segunda venida de Jesucristo – 3
  8. Señales de la segunda venida de Jesucristo – 4
  9. Señales de la segunda venida de Jesucristo- 5
  10. Señales de la segunda venida de Jesucristo – 6
  11. Señales de la segunda venida de Jesucristo -7
  12. Derramaré de mi Espíritu – 1
  13. Derramaré de mi Espíritu – 2
  14. La restauración de la gloria de Dios
  15. La importancia de la revelación
  16. La restauración del tabernáculo de David – 1
  17. La restauración del tabernáculo de David – 2
  18. Sobre esta roca edificaré mi iglesia
  19. El arrebatamiento de la iglesia
  20. El anticristo
  21. ¡Aquí viene el Esposo, salid a recibirle!
  22. Pentecostés
  23. El bautismo en el Espíritu Santo – 1
  24. El bautismo en el Espíritu Santo – 2
  25. El bautismo en el Espíritu Santo – 3
  26. Si alguno tiene sed, venga a mí y beba
  27. Restauración de la promesa del Espíritu – 1
  28. Restauración de la promesa del Espíritu – 2
  29. El hablar en lenguas – 1
  30. El hablar en lenguas – 2
  31. La restauración del fuego del Espíritu Santo
  32. Semana Santa
  33. Buscando la gloria de Dios
  34. Preparándonos para el casamiento celestial
  35. Restauración del nuevo pacto – 1
  36. Restauración del nuevo pacto – 2
  37. Restauración del nuevo pacto – 3
  38. Cielos abiertos
  39. Viene crisis y viene gloria
  40. La hora de su juicio ha llegado
  41. La cena de las bodas del Cordero
  42. Preparad el camino del Señor y se manifestará la gloria de Dios – 1
  43. Preparad el camino del Señor y se manifestará la gloria de Dios – 2
  44. El fuego de Dios desciende si el sacrificio está puesto sobre el altar
  45. La-señal de Jonás – 1
  46. La señal de Jonás – 2
  47. El último derramamiento del Espíritu Santo
  48. Viene el gran avivamiento mundial
  49. La restauración del testimonio de Dios
  50. Cristo es el todo y en todos
  51. Restauración de los dones y del fruto del Espíritu
  52. Restauración de la unción y la gloria
  53. Revelación del infierno
  54. Llamado a la oración
  55. Conocer a Jesucristo por medio de la revelación
  56. El descenso de la gloria de Dios – 1
  57. ¡Llegó el tiempo de Dios
  58. Laodicea la iglesia independiente
  59. La cobertura apostolica y el discipulado
  60. La Nueva Refprma Apostólica
  61. LLas puertas del Hades no prevalecerán contra la iglesia
  62. La restauracion del odre bíblico
  63. Haced en este valle muchos estanques
  64. El ejército de Dios
  65. El rio de Dios
  66. Jesucristo es el Mesías y el Señor
  67. Llevando el fuego del Espirítu Santo
  68. ¿Qué sucede cuando el Espíritu Santo desciende? – 1
  69. ¿Qué sucede cuando el Espíritu Santo desciende? – 2
  70. Profecias sobre el hundimiento del portaaviones USS Abraham Lincoln
  71. La restauración del acto de adoración de las ofrendas
  72. El gran derramamiento del Espíritu Santo en Azusa
  73. Paradojas bíblicas
  74. El gran derramamiento del Espíritu Santo en Gales
  75. El secreto de un gran avivamiento
  76. Conocer al Cristo Glorificado
  77. Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra
  78. La humillación y la exaltación de Cristo
  79. La preeminencia de Cristo
  80. En el principio era el Verbo
  81. La actitud de la iglesia frente al Coronavirus Covid-19
  82. La restauración del sacerdocio universal de los creyentes
  83. ¡El Rey ya viene!
  84. ¿Qué es lo que va a suceder en los próximos días?

Traductor de Google: Para poder traducir este blog a otros idiomas, el Traductor de Google (“Translate this blog”) está abajo, al final.

Derechos. Derechos de Autor © Copyright 2018 por Eduardo Pedro Saracchi. Todos los derechos reservados. Esta publicación es un capítulo del libro: «El último derramamiento del Espíritu Santo». Queda hecho el depósito legal que marca la ley 11723 de propiedad intelectual (Argentina), en la Dirección Nacional de Derechos de Autor. Se permite la reproducción parcial o total del contenido de esta publicación, con propósitos educativos y sin fines de lucro; sin necesidad de obtener permiso previo, con la condición de que el significado o contexto no sea cambiado ni alterado, y que se cite adecuadamente la fuente.

Citas bíblicas: Las citas bíblicas de esta publicación han sido tomadas de la Biblia, Versión Reina – Valera (Revisión de 1960, RVR1960) © Sociedades Bíblicas en América Latina, 1960. Renovado © Sociedades Bíblicas Unidas, 1988. Utilizado con permiso. (Énfasis nuestro: Subrayados, negritas, aclaraciones, mayúsculas y cursivas añadidas).

Reconocimiento. Hacemos un reconocimiento de gratitud a dos grandes empresas editoriales:

  • A WordPress, por su amable permiso para editar esta publicación.
  • A Sociedades Bíblicas en América Latina, por su amable permiso para hacer citas bíblicas.

Abreviaturas de los libros de la Biblia

Génesis: Gn – Éxodo: Ex – Levítico: Lv – Números: Nm – Deuteronomio: Dt – Josué: Jos – Jueces: Jue – Rut: Rt – 1 Samuel: 1 S – 2 Samuel: 2 S – 1 Reyes: 1 R – 2 Reyes: 2 R – 1 Crónicas: 1 Cr – 2 Crónicas: 2 Cr – Esdras: Esd – Nehemías: Neh – Ester: Est – Job: Job – Salmos: Sal – Proverbios: Pr – Eclesiastés: Ec – Cantares: Cnt – Isaías: Is – Jeremías: Jer – Lamentaciones: Lm – Ezequiel: Ez – Daniel: Dn – Oseas: Os – Joel: Jl – Amós: Am – Abdías: Abd – Jonás: Jon – Miqueas: Miq – Nahúm: Nah – Habacuc: Hab – Sofonías: Sof – Hageo: Hg – Zacarías: Zac – Malaquías: Mal – Mateo: Mt – Marcos: Mr – Lucas: Lc – Juan: Jn – Hechos: Hch – Romanos: Ro – 1 Corintios: 1 Co – 2 Corintios: 2 Co – Gálatas: Gá – Efesios: Ef – Filipenses: Fil – Colosenses: Col – 1 Tesalonicenses: 1 Ts – 2 Tesalonicenses: 2 Ts – 1 Timoteo: 1 Ti – 2 Timoteo: 2 Ti – Tito: Tit – Filemón: Fln – Hebreos: Heb – Santiago: Stg – 1 Pedro: 1 P – 2 Pedro: 2 P – 1 Juan: 1 Jn – 2 Juan: 2 Jn – 3 Juan: 3 Jn – Judas: Jud – Apocalipsis: Ap

Citas bibliográficas:

1 – Shavuot, 50 días

  • Pentecostés – Israelitanp.blogspot.com.ar
  • Shavuot – A través de las Escrituras
  • Significado de la fiesta de Pentecostés – Haypazcondios.blogspot.com.ar
  • Pentecostés y Shavuot – Religionenlibertad.com
  • Pentecostés: fiesta judía y cristiana (Revalorizando el Antiguo Testamento II) – Formación bíblica

2 – Shavuot

  • Shavuot – Es.wikipedia.org
  • Shavuot: La Fiesta de las Semanas – Ministerioluzalasnaciones.com

3 – Pentecostés

  • Strong’s Greek: 4005. πεντηκοστή (pentékosté) — fiftieth, Pentecost, the second of the three great
  • Pentecostés”. En griego: “Πεντηκοστή” (G4005). Transcripción: Pentékosté. Definición: Pentecostés. Significa: cincuenta. Se refiere a los cincuenta días transcurridos desde la Pascua.
  • La Fiesta de Pentecostés – Grace thru faith
  • La fiesta de Shavuot o Pentecostésorg

4 – Sinaí

  • El verdadero monte Sinaí está en Arabia – Global Impact Ministries | Home
  • ¿El Monte Sinaí en Arabia? – Fe-biblica.com
  • Monte Sinaí – Tato’s Bear Cave
  • VIDEO: El Verdadero Monte Sinai esta en Arabia Saudita…No En Egipto – Librebot
  • ¿Dónde está situado el Monte Sinaí? – Bengalichristianministries.blogspot.com.ar
  • descobertas-2 – C-224.com
  • ¿Dónde está el monte Sinaí? – ¡El monte Horeb del Éxodo! – Antipas.net

5 – Monte Horeb

  • ¿Dónde está situado el monte Sinaí? – Bengalichristianministries.blogspot.com.ar

6 – Jebel al Lawz

  • El Monte Sinaí – Predicadorcristiano.blogspot.com.ar

7 – Jabal-Musa

  • Fotografias prohibidas reveladas.¿Dijo Ron Wyatt la Verdad? SUBT.ESP. – YouTube

8 – Obsidiana

  • El monte Sinaí. La verdad – Extjsincensura.blogspot.com.ar

9 – Tommy Hicks

  • Profecía de Tommy Hicks Una visión profética – Historias de Avivamientos y Milagros Escritos – Avanzapormas.com
A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close