La restauración del nuevo pacto – 3

EL NUEVO PACTO MATRIMONIAL

¡Llegó el tiempo de Dios! ¡Llegó el tiempo del arrebatamiento y del casamiento celestial entre Jesucristo y la iglesia! Por eso, ¡Es tiempo de prepararnos para las bodas!

En estos días Dios quiere restaurar el mensaje del nuevo pacto (en adelante «NP»), como «Nuevo Pacto Matrimonial».

Las verdades sobre el antiguo pacto (en adelante «AP») y el NP como pactos matrimoniales, prácticamente, no se conocen. Los judíos entienden que el AP fue un pacto matrimonial. Pero la iglesia, en general, no conoce sobre este tema. Por eso, hay necesidad de restaurar esta verdad en relación con la segunda venida de Jesucristo; ya que:

  • si Jesucristo viene a buscar a la iglesia para las bodas;
  • si en la Biblia, Jesucristo se presenta como el «Esposo» que viene;
  • si la iglesia es la «Esposa»;
  • si Pablo dijo que Dios nos ha «desposado» (comprometido), entonces, hubo un desposorio (un compromiso); y
  • si hubo un desposorio, entonces hubo un pacto matrimonial.

Los judíos entienden claramente que la entrega de la Ley, la Torá, en Sinaí, fue un pacto matrimonial. En efecto, ese acontecimiento fue en el marco de un desposorio (un compromiso); pero, ¿Cuál es el NP matrimonial entre Jesucristo y la iglesia?     [Matrimonial. Véase 1]

 A – LOS PACTOS DIVINOS

1 – Cincuenta días. El AP y el NP fueron dados por Dios, exactamente, en la misma fecha del año; es decir, 50 días después de la Pascua.

  • AP. Cincuenta días después de la salida de Egipto, en el monte Sinaí, Dios entregó los Diez Mandamientos (10 M), o el Decálogo, que es una parte de la Torá (en hebreo significa: la instrucción, la enseñanza). Dentro de la Torá está la Ley de Dios).     [Ley. Véase 2]
  • NP. Cincuenta días después de la pascua y de la resurrección de Jesucristo, el Espíritu Santo fue derramado; y en él, Dios nos dio la ley del Espíritu (Ro 8:2). [Cincuenta. Véase 3]

¿Por qué, tanto en el AP como en el NP, Dios entregó su ley (los 10 M y la ley del Espíritu), a los cincuenta días después de la pascua? Dios actuó así para mostrarnos la diferencia que existe entre las dos leyes, a saber:

  • en el AP, el hombre tenía la ley, pero no tenía el poder para cumplirla; pero,
  • en el NP, el hombre tiene el poder del Espíritu Santo para hacer la voluntad de Dios.

2 – Pacto. Un pacto era una promesa, una alianza, un acuerdo legal. La palabra «pacto» en hebreo es «berith». Cuando los judíos trataron de traducir «berith» al griego, en la Septuaginta (LXX, la traducción griega del Antiguo Testamento), no encontraron ninguna palabra con que traducirla exactamente. Solo encontraron una palabra que contenía en forma aproximada la idea de «berith»: la palabra griega «diathéké». La palabra pacto,

  • en hebreo es: «berith» («בְּרִית», bĕriyth, H1285, «pacto; acuerdo, convenio, alianza); y
  • en griego, en la Septuaginta, es: «diathéké» («διαθήκη, ης, ἡ», diathéké, 1242, pacto, testamento). [Berith. Véase 4]

B – EL PACTO MATRIMONIAL

1 – El AP fue un pacto matrimonial. Esto es así ya que está

  • atestiguado por: 1) la costumbre judía sobre el casamiento; y 2) los profetas; y ya que,
  • fue hecho conforme a la costumbre matrimonial del antiguo Israel. Los judíos reconocen que, la entrega de la Ley (la Torá) fue la entrega del acta matrimonial. [Costumbre. Véase 5]

2 – El desposorio. El AP fue un pacto matrimonial, realizado en medio de un desposorio, un compromiso matrimonial.

  • Fue un pacto matrimonial: «Te di juramento y entré en pacto contigo, dice el Señor, y fuiste mía» (Ez 16:8).
  • Fue un desposorio. «Me he acordado de ti, de la fidelidad de tu juventud, del amor de tu desposorio, (compromiso)  cuando andabas en pos de mí en el desierto» (en Sinaí) (Jer 2:2).

En el Sinaí, Dios entregó la ley, el AP, el pacto matrimonial. En ese momento no hubo un casamiento, sino un desposorio. Dios ha reservado el día del casamiento de todos los creyentes, tanto los del AP, como los del NP, para el día de las bodas del Cordero (Ap 19:7), luego del arrebatamiento de la iglesia.

3 – Esposo. Los judíos saben que, de acuerdo con sus costumbres, el AP fue un pacto matrimonial; ya que, Dios pasó a ser el esposo de este pueblo. En Isaías, Dios dice: «Tu marido es tu Hacedor; Jehová de los ejércitos es su nombre» (Is 54:5).

4 – Propuesta matrimonial. Según la costumbre de aquella época, primero el amigo del novio hacía los primeros preparativos, y comunicaba la elección del pretendiente. Por eso

  • Dios le reveló a Moisés que había elegido a su pueblo, entre todos los pueblos; y le comunicó su propuesta matrimonial: «Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos» (Ex 19:5).
  • Moisés comunicó esto al pueblo. Después de escuchar la propuesta de Dios, Moisés bajó del monte, y se lo dijo al pueblo (Ex19:7).

5 – Aceptación. La futura novia tenía que aceptar o rechazar la propuesta matrimonial. Pero, antes de escuchar cuál era el contenido del pacto matrimonial, el pueblo dijo que aceptaban: «Y todo el pueblo respondió a una, y dijeron: Todo lo que Jehová ha dicho, haremos» (Ex 19:8).     [Propuesta. Véase 6]

 6 – Santificación. «Y Jehová dijo a Moisés: Ve al pueblo, y santifícalos hoy y mañana; y laven sus vestidos» (Ex 19:10). (Santifícalos: «קָדַשׁ», «qadash», H6942, santificar, consagrar).

¿Por qué Dios habló de «santificación» en relación con el casamiento? Para entender esto veamos lo siguiente:

 a – Casamiento. En primer lugar, cuando Dios les dijo que se santifiquen, les estaba hablando de casamiento. Entre los judíos, el «casamiento» o el «matrimonio», se llama «kidushin» (en hebreo «קידושין», lo cual significa: santificación). Por eso, cuando Dios le dijo a Moisés «santifícalos» en Ex 19:10 («קָדַשׁ», «qadash» santificación); el Señor les estaba hablando de «casamiento» (Las dos palabras hebreas mencionadas: «קָדַשׁ» y «קידושין» tienen la misma raíz, y el mismo significado: santificación).     [kidushin. Véase 7]     [Raíz. Véase 8]

b – Baño ritual. En segundo lugar, al decirles que se santifiquen, Dios les estaba diciendo que, ya que aceptaban la propuesta matrimonial, entonces, conforme a la costumbre judía, que dieran el primer paso, entrando en las aguas rituales.

En esa época, para formalizar la etapa del compromiso matrimonial, la mujer tenía que «santificarse» ritualmente; apartándose simbólicamente del resto de los hombres; y lo hacía sumergiéndose en las aguas de un baño ritual.

El baño ritual de purificación, era similar a lo que nosotros llamamos «el bautismo»; simbolizando de esta forma que ella moría, y resucitaba a una nueva forma de vida; dejando de vivir como soltera, para vivir como casada.

Por esta razón, los judíos entraron en las aguas, en el arroyo que descendía del monte (Dt 9:21). Tiempo más tarde Dios recordaría este momento diciendo: «Te di juramento y entré en pacto contigo, dice Jehová el Señor, y fuiste mía. Te lavé con agua, y lavé tus sangres de encima de ti, y te ungí con aceite» (Ez 16:8-9).

En relación con esto del baño ritual, Pablo dijo que Jesucristo murió por la iglesia «Para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra» (Ef 5:26).

c – Bautismo. Los judíos entraban en las aguas rituales en diferentes ocasiones, para «morir y resucitar» simbólicamente; es decir, para terminar una etapa y comenzar una nueva etapa. Por esta razón, Jesús le dijo a Nicodemo: «El que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios» (Jn 3:5). Todo esto nos revela que, el bautismo cristiano tiene raíces hebreas, que llegan hasta más allá de la época de Moisés.

Bautismo, en hebreo, es «tevilah» (La raíz de esta palabra es: «טָבַל», taval, inmersión, 2881, sumergir). Teviláh es inmersión en aguas vivas (corrientes), con el fin de finalizar una etapa y comenzar otra (muerte y resurrección). Teviláh aparece también como; tevila, tevilá o tevilah).      [Teviláh. Véase 9]

Bautismo, en griego es: «βαπτίζω» («baptizó», 907. Significa: bautizar, bautismo. Implica: inmersión, sumergir).     [Baptizó: Véase: 10]

La idea de la teviláh / bautismo como «muerte y resurrección» fue tomada después por los cristianos, para dar testimonio de nuestra identificación con la muerte y resurrección de Jesucristo: es decir, morir y resucitar al ser bautizados. «Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva» (Ro 6:4).

Al intentar traducir «teviláh» (el baño ritual, el bautismo hebreo) al griego, los traductores bíblicos encontraron que, la única palabra que más se asemejaba a la idea de inmersión, era la palabra griega «baptizó»; ya que, los griegos designaban con esta palabra la idea de «sumergir», una tela, por ejemplo, en un líquido, para teñirla. Pero el problema era que, la palabra baptizó no tenía ningún significado espiritual.

 d – Miqveh (Bautisterio hebreo). Desde antes de la época cristiana, los judíos realizaban la ceremonia de «teviláh» (bautismo) en una «miqveh» (un bautisterio). (Miqveh, en hebreo es  “מִקְוֶה”, 4723, y significa: cuerpo de agua, baño ritual. Miqveh aparece también como; mkvá, mikvé, mikveh, mikve, miqve).     [Miqveh: Véase: 11 ]

7 – Aceptación del pacto. Después de escuchar todo el pacto, el pueblo declaró que aceptaba, diciendo: «Haremos todas las palabras que Jehová ha dicho» (Ex 24:3).

 8 – El antiguo pacto. El AP estaba basado en los 10 M (Ex 20:1-17).

  • «Y él estuvo allí con Jehová cuarenta días y cuarenta noches; no comió pan, ni bebió agua; y escribió en tablas las palabras del pacto, los diez mandamientos» (Ex 34:28).
  • «Y él os anunció su pacto, el cual os mandó poner por obra; los diez mandamientos, y los escribió en dos tablas de piedra» (Dt 4:13).
  • «Sucedió al fin de los cuarenta días y cuarenta noches, que Jehová me dio las dos tablas de piedra, las tablas del pacto» (Dt 9:11).

En Sinaí los judíos recibieron dos cosas:

  • La ley de Dios, la instrucción, que les decía cómo actuar en sociedad y para con Dios.
  • El pacto matrimonial, entre Dios y el pueblo de Israel.

9 – Ketubá. En la antigua sociedad judía, en el día del desposorio, el novio presentaba un pacto matrimonial, el cual era un documento legal, o contrato nupcial, o compromiso matrimonial: la «ketubá». Con este nombre los judíos designaban el acta matrimonial. En ese documento estaban establecidas: las promesas del novio, los derechos de la novia, y el precio que pagaría el novio. De esta forma, quedaba legalizado el compromiso matrimonial. Si bien en la actualidad, la ketubá es el contrato matrimonial ludio, en  la historia judía, para llegar a un casamiento, se establecía un pacto y no un contrato matrimonial. Ketubá, en hebreo es: «כָּתַב», kathab, H3789. Ssignifica: escritura, escrito, lo que está escrito (Ketubá aparece también como: ktuvá ketubah, ketubáh, ketuba o ketuVah).     [Ketubá. Véase 12]

El pacto, la Ketubá, en el AT, fueron los 10 M (Ez 20:2-17); mandamientos que fueron escritos en dos tablas de piedra.

  • «Y él os anunció su pacto, el cual os mandó poner por obra; los diez mandamientos, y los escribió («וַֽיִּכְתְּבֵ֔ם»)  en dos tablas de piedra» (Dt 4:13).
  • La palabra original de «וַֽיִּכְתְּבֵ֔ם» es: «כָּתַב», kathab, H3789, base de ketubá.

10 – Sangre. Luego de aceptar el pacto (AP) los judíos ofrecieron sacrificios, y Moisés dijo: «He aquí la sangre del pacto que Jehová ha hecho con vosotros» (Ex 24:8).

 11 – Comieron y bebieron

  • 1) Al establecerse el primer pacto los líderes de Israel comieron y bebieron estando el Señor con ellos. «Y subieron Moisés y Aarón, Nadab y Abiú, y setenta de los ancianos de Israel; y vieron al Dios de Israel; y había debajo de sus pies como un embaldosado de zafiro, semejante al cielo cuando está sereno.  Mas no extendió su mano sobre los príncipes de los hijos de Israel; y vieron a Dios, y comieron y bebieron» (Ex 24:9-11).
  • 2) Del mismo modo, al establecerse el NP, los discípulos comieron y bebieron estando el Jesús con ellos (la última cena; Mt 26:17-29).

 12 – Trompeta. El día del desposorio (del compromiso), se tocaba la primera trompeta, anunciando a todos que se había formalizado un compromiso matrimonial. Por eso, en el Sinaí los judíos escucharon el sonido de la trompeta celestial, la cual iba aumentando en volumen. «Y sonido de bocina muy fuerte» (Ex 19:16).

13 – Repudio. Después de muchos años, Israel invalidó, rompió, el pacto matrimonial. Por eso, Dios le dio carta de divorcio: «La rebelde Israel, yo la había despedido y dado carta de repudio» (Jer 3:8) (Repudio: En hebreo: «כְּרִיתוּת», kerithuth, 3748, divorcio).

Judá tampoco cumplió el pacto matrimonial. «Ellos invalidaron mi pacto, aunque FUI yo un marido, para ellos, dice Jehová» (Jer 31:32). Notemos que aquí dice: «Fui yo un marido» (esposo). Fui: tiempo pasado. Quiere decir que, Dios se divorció también de ellos. Entonces, Dios se divorció de Israel y de Judá.

14 – Nuevo pacto. Al quedar invalidado (anulado, abolido) el primer pacto (Jer 31:32), era necesario hacer un NP (Jer 31:31-34), y una nueva ketubá. «He aquí que vienen días, dice Jehová, en los cuales haré nuevo pacto con la casa de Israel y con la casa de Judá.  No como el pacto que hice con sus padres el día que tomé su mano para sacarlos de la tierra de Egipto; porque ELLOS invalidaron mi pacto, aunque FUI yo un marido, para ellos, dice Jehová» (Jer 31:32). Como el pacto fue roto con las dos casas, el NP sería hecho con las dos casas: con la casa de Israel y con la casa de Judá.

a – Invalidar. Jesús no vino a renovar el AP, sino que vino a establecer un NP. Jesús habló de  «NP», no de un pacto renovado. El AP, la ley, fue invalidada, abolida, abrogada y quitada (2 Co 3:13; Ef 2:15; He 7:18-19). ¿Qué significa esto? Esto significa que, los cristianos no estamos bajo la ley (Ro 6:14-15; 1 Co 9:20; Gá 5:18); ya que hemos muerto a ella (Ro 7:1-6). Es decir, en el NP, la salvación es por fe y no por obras (Ro 1:17). Así como la ley no pudo salvarnos, tampoco puede santificarnos (Gá 3:2-3). El camino a la santificación es depender del  Espíritu Santo; es decir, depender de «la ley del Espíritu» (Ro 8:2). Por otra parte, Dios no nos da el NP para que, con el poder del Espíritu Santo, cumplamos el AP; sino que, nos da su poder para que, guiados por su Espíritu, cumplamos su voluntad (Ro 8:4). Algunos creen que tenemos que ir al monte Calvario para la salvación, y al monte Sinaí para la santificación; pero esto no es así porque, Jesucristo nos salva y nos santifica por medio del Espíritu Santo.

Es de destacar que, así como los gálatas se dejaron influenciar por los judaizantes, que trataban de que los cristianos vivieran bajo el AP (Gá 1:6-9), del mismo modo, en la actualidad, hay quienes tratan de hacer creer a los creyentes que, tienen que vivir obedeciendo las leyes del AP. En este sentido dicen que, cuando en la Biblia se habla de «nuevo» (NP), en realidad no es nuevo; sino que, quiere decir renovado. Pero en la Biblia dice nuevo, no «renovado». Vemos esto, tanto en el hebreo, como en el griego, al hablar del NP:

  • Jer 31:31: Nuevo: «חָדָשׁ», «chadash», H2319, nuevo.
  • Mt 26:28: Nuevo: «καινός, ή, όν», «kainos», 2537, nuevo. [Renovado. Véase 13]

b – Íglesia. Pero, si el pacto fue hecho con «la casa de Israel y con la casa de Judá», y si Dios no hace pacto con los gentiles, entonces, ¿Por qué la iglesia participa del NP? La respuesta es la siguiente; Jesús pertenecía a la casa de Judá (Mt 1:2); y como nosotros estamos en Cristo (1 Co 1:30), entonces, nosotros también recibimos la bendición del NP. Lo mismo sucede con la bendición de Abraham: Los gentiles la recibimos por estar en Jesucristo: «Para que en Cristo Jesús la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles, a fin de que por la fe recibiésemos la promesa del Espíritu» (Gá 3:14).     [Nuevo. Véase 14]

15 –¿Cuál es en el NP, la nueva ketubá? En el NP la ketubá, el acta matrimonial, está en Jeremías:

«Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo. Y no enseñará más ninguno a su prójimo, ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce a Jehová; porque todos me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande, dice Jehová; porque perdonaré la maldad de ellos, y no me acordaré más de su pecado» (Jer 31:33-34).

a – Ley. «Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón». En el AP, la ley de Dios fue escrita en tablas; pero, en el NP, Dios escribe su ley en nuestro espíritu, por medio del Espíritu Santo (la ley del Espíritu; Ro 8:2; Jer 31:33); o mejor dicho, el Espíritu Santo es la ley de Dios en nuestro espíritu que nos dirige. (Sobre el tema de la ley del Espíritu, ver: «Preparándonos para el casamiento celestial», en este mismo blog).

b – Pueblo de Dios. «Y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo». En la antigüedad, los judíos eran el pueblo de Dios. Pero el Señor anunció que llegaría un nuevo tiempo en el que, el evangelio sería predicado a todos los pueblos; y que, los gentiles, los que no son judíos, llegarían a ser parte del pueblo de Dios. Por medio de Jesucristo, judíos y gentiles, llegamos a ser parte del pueblo de Dios.

 c – Enseñanza. «Y no enseñará más ninguno a su prójimo, ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce a Jehová; porque todos me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande, dice Jehová». Notemos atentamente que, si en la época del NP, el conocimiento de Dios no vendrá por medio de la enseñanza, entonces, ¿Qué clase de conocimiento será? En el NP conocemos a Dios por revelación; es decir, al estar el Espíritu Santo en nosotros, él nos enseña sobre Dios. Además, Dios declaró que todos le conocerán, desde el menor, hasta el mayor; o sea, desde el niñito hasta el anciano; y desde el que recién nació en el reino de Dios, y hasta el creyente más crecido espiritualmente.

 d – Perdón. «Porque perdonaré la maldad de ellos, y no me acordaré más de su pecado». En el AP los pecados eran cubiertos, pero no quitados (Heb 10:4). Pero en el NP los pecados son quitados, borrados definitivamente (Heb 9:26); de tal modo que, Dios ha declarado que nunca más se acordará de ellos.

16 – La muerte disuelve la obligación legal. Hemos dicho que, Dios le dio carta de divorcio a su pueblo, por causa de sus pecados. Luego de esto, en su amor, Dios manifestó que quería establecer un NP y volver a ser el Esposo de la casa de Israel y de la casa de Judá. Pero, de acuerdo con la ley del AP, si hubo carta de divorcio, la mujer no podía volver con el marido (Dt 24:1-4). ¿Cómo solucionar este problema legal? Si la mujer moría, entonces, la ley del matrimonio quedaba anulada (Ro 7:1-6). Y si más tarde resucitaba, entonces podía casarse legalmente con quien quisiera. Por esta razón, Dios nos puso en Cristo; y juntamente con él hemos muerto y resucitado (Ro 6:3-6; Gá 2:19-20). Por eso, Jesús tenía que morir. Al morir y resucitar Jesucristo estableció un NP con la casa de Israel y con la casa de Judá (Jer 31:31).     [Muerte. Véase 15]

17 – Las bodas celestiales.  Hasta aquí hemos visto que, en Sinaí Dios hizo un pacto matrimonial con el pueblo hebreo, entregando la ketubá; y realizando un desposorio, por medio del cual Dios llegó a ser el marido del pueblo judío; pero que, más tarde, por causa de la infidelidad de los hebreos, Dios les dio carta de repudio, de divorcio. Pero, entonces, en Sinaí, ¿Hubo un desposorio o hubo un matrimonio? Los judíos entienden que hubo un matrimonio. Pero, por todo lo que ya hemos visto hasta aquí, no hubo un matrimonio, sino que solo hubo un desposorio; ya que, los hechos ocurridos en Sinaí coinciden con un desposorio; luego del cual, los novios eran llamados esposos; y si había infidelidad el marido le entregaba una carta de repudio, de divorcio, a su esposa.

Una prueba complementaria de que, en Sinaí no hubo un casamiento, sino que hubo un desposorio (del cual, luego Dios se desvinculó, por medio de una carta de divorcio), es el hecho de que, varios siglos después, Dios habló por medio del profeta Oseas (785 a.C.), declarando que, llegaría un tiempo en el que él se desposaría nuevamente con su pueblo infiel (Os 2:19-20); es decir, volvería a comprometerse (lo cual se cumpliría en la época del NP). Si ya había habido un matrimonio en Sinaí, no tenía sentido que más tarde ocurriera un nuevo desposorio.

Dios ha determinado que, el casamiento de Jesucristo con su pueblo, tanto los del AP, como los del NP, sea en el día de las bodas del Cordero (Ap 19:7); ya que, los santos del AP fueron salvos por medio de la fe en el cordero sacrificado, símbolo de Jesús; y nosotros somos salvos por medio de la fe en Jesucristo, el Cordero de Dios. Todos somos salvos por Jesucristo; y por eso, todos juntos participaremos de las bodas celestiales. ¡Aleluya!

 C – EL COMPROMISO Y EL CASAMIENTO EN LA ÉPOCA DE JESÚS

¿Sabían ustedes que Jesucristo cumplió con todos los requisitos con los que un joven cumplía para poder casarse? Jesús realizó un compromiso matrimonial con la iglesia.     [Iglesia. Véase 16]

1 – El casamiento en la antigua sociedad judía. En la antigüedad, el matrimonio tenía dos momentos, separados, más o menos, por un año, a saber:

a – El desposorio: En hebreo: «erusin» («אירוסין». En hebreo moderno es: compromiso, esponsales): El desposorio era la primera etapa hacia el casamiento; es decir, era el compromiso, los esponsales (la promesa de matrimonio entre un hombre y una mujer).

En algunas ocasiones, eran los padres de los jóvenes los que procuraban establecer un compromiso matrimonial. En otras oportunidades, era un representante del joven o del padre (Gn 24).     [Representantes. Véase 17]

Durante esta primera etapa, si había acuerdo, se organizaba una fiesta para formalizar, en medio de una ceremonia, el «contrato de compromiso matrimonial» (en hebreo, el «shitre erusin»).     [Shitre. Véase 18]

Luego se firmaba un documento legal, un acta de compromiso matrimonial (la ketubá).

b – La boda. En hebreo: «nisuin» (nisu’in o nissuin), era el casamiento, la boda, la ceremonia matrimonial.     [Bodas. Véase 19]

En el Nuevo Testamento, al casamiento se lo denomina: «La presentación». Inspirado por Dios,  Pablo declara que, la iglesia se casará con Jesucristo; y al hablar de iglesia, el Espíritu Santo revela que la misma está compuesta por: los santos del AP y los del NP (Ef 2:11-22).    [Presentación. Véase 20]

  • «Para presentaros santos y sin mancha e irreprensibles delante de él» (Col. 1.22).
  • «A quien anunciamos, amonestando a todo hombre, y enseñando a todo hombre en toda sabiduría, a fin de presentar perfecto en Cristo Jesús a todo hombre» (Col. 1.28).
  • «A fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha» (Ef. 5.27).
  • «Os he desposado con un solo esposo, para presentaros como una virgen pura a Cristo» (2 Co 11:2).

Si nosotros tuviéramos que escribir el último texto diríamos: «Los he comprometido» con el «Novio celestial», para que lleguen a «casarse», «en santidad», con «Jesucristo». Noten que Pablo habla de dos cosas: el desposorio y la presentación; es decir, el compromiso y el casamiento o la boda.

Es muy importante destacar que, en aquella época, como podemos ver, a los novios se los conocía con el nombre de «esposos»; aunque no tenían vida en común. Por eso es que, aunque la iglesia no ha pasado todavía por el momento celestial de «las bodas», Jesucristo y la iglesia son conocidos como: «El Esposo y la Esposa». Veamos algunos ejemplos de estas diferencias del lenguaje:

  • Desposorio (compromiso): «Estando desposada María» (comprometida) (Mt 1:18).
  • Marido, esposa (novios): «Porque tu marido es tu Hacedor; Jehová de los ejércitos es su nombre» (Is 54.5); «José su marido» (Mt 1:19); «Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado» (Ap 19:7); «Y el Espíritu y la Esposa» (Ap 22:17); y «¡Aquí viene el esposo!» (Mt 25:6).

2 – En la actualidad, y desde la Edad Media, en el pueblo judío, en el día del casamiento, se realizan dos actos: en el primero, se realiza el compromiso o esponsales (kidushin o erusin); y en el segundo se realizan las nupcias, la ceremonia, el casamiento propiamente dicho (nisuin).

En la práctica, en el día de hoy, hablar de casamiento o matrimonio, es hablar de «kidushin». (Aclaración: «Kidushin» aparece también como: kiddushim, o Kiddushin, o kidushim).

3 – La copa del NP. El día del desposorio el novio bebía vino de una copa y luego le daba a la novia. Si ella bebía, aceptaba al joven, y sellaba de esta forma el pacto matrimonial; compromiso que solo se podía romper mediante el divorcio. En la última cena, Jesús

«Tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Bebed de ella todos; porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados» (para el perdón de los pecados) (Mt 26:27-28).

Dos copas:

  • 1) La copa del pacto matrimonial. Como ya hemos dicho, el día del compromiso el novio bebía de una copa y luego le daba de beber a la novia. Por eso Jesús les dijo a los discípulos: «Bebed de ella todos» (Mt 26:27).
  • 2) La copa del casamiento. Llegado el día del casamiento, los novios bebían la segunda copa de vino. Por eso Jesús dijo: «Y os digo que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid, hasta aquel día en que lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre» (Mt 26:29). Si Jesús dijo que beberá nuevamente en el reino (en los cielos, el día del casamiento), quiere decir que bebió la primera copa en la última cena.

Nosotros:

  • la «primera copa» la bebemos en «La cena del Señor» (1 Co 11:23-29); y
  • la «segunda copa», la beberemos en «La cena de las bodas del Cordero» (Ap 19:9). ¡Aleluya!

En la Cena del Señor, al beber de la copa,

  • en primer lugar, estamos aceptando la propuesta matrimonial de Jesucristo; y
  • en segundo lugar, estamos renovando el pacto matrimonial con el Señor (Es decir, estamos reafirmando y confirmando los votos matrimoniales).

Sangre. Hablando de la copa, es decir, del contenido de la copa, Jesús dijo: «Esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados». Del mismo modo, al establecerse el AP, Moisés dijo: «He aquí la sangre del pacto que Jehová ha hecho con vosotros» (Ex 24:8). El NP es confirmado, no por la copa, sino por la sangre de Jesús; porque, solo por medio de su sangre somos perdonados.

Cruz. ¿Por qué el compromiso entre Dios y su pueblo tenía que ser establecido con derramamiento de sangre? Esto es así porque, por causa de nuestros pecados merecemos la muerte. Por eso, Jesús murió en la cruz, muriendo en nuestro lugar.

  • En la época de Moisés, cuando Dios estableció el AP, la sangre fue derramada.
  • Del mismo modo, cuando Jesús estableció el NP, la sangre fue derramada para el perdón de los pecados.

Metáfora. Los judíos usaban la metáfora de llamar al vino sangre. Ejemplo: «Lavó en el vino su vestido, y en la sangre de uvas su manto» (Gn 49:11).

Conversión. El vino no se convirtió en sangre porque, a continuación, Jesús dijo que era el fruto de la vid: «Y os digo que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid» (Mt 26:29).

Todo esto nos revela que, el momento del compromiso matrimonial de la iglesia con Jesús, ocurrió en la última cena.

 4 – Trompeta. Después de beber de la copa, se tocaba la primera trompeta (el shofar), anunciando el compromiso (la segunda trompeta se tocaba cuando el novio volvía, en el día del casamiento). Y en ese mismo día en el que Jesús estableció el NP sonó la trompeta judía; en el instante en que se mataba el cordero pascual, a las tres de la tarde, en el momento exacto cuando murió Jesús (tengamos en cuenta que, el día judío comenzaba a las seis de la tarde).     [Shofar. Véase 21]

5 – Arras. Como garantía de su promesa de casamiento, el joven le daba a la novia un objeto valioso, que podía ser: un anillo de compromiso, monedas de oro, etc. Jesucristo nos dio el Espíritu Santo como garantía: «Las arras del Espíritu» (2 Co 1:22); «Las arras de nuestra herencia» (Ef 1:14); la garantía de que Jesucristo cumplirá su promesa. En aquella época, las arras era dinero que se daba por anticipado como garantía de que el resto sería pagado a su debido tiempo. Del mismo modo Dios nos ha  dado el Espíritu Santo, como garantía de toda la gloria que disfrutaremos en el cielo.     [Arras. Véase 22]

6 – Morada.  Después del desposorio, el novio iba a preparar un lugar en el cual vivir. Por eso, Jesús dijo: «En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis» (Jn 14:2-3).

7 – La preparación duraba, generalmente, un año.     [Año. Véase 23]

8 – Día y hora.  Cuando el padre del novio veía que todo estaba preparado daba su aprobación para el casamiento. El hijo no sabía cuándo regresaría. Por esta razón, Jesús dijo: «Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre» (Mt 24:36).

9 – La trompeta final.  El día del casamiento se tocaba la segunda trompeta. Por eso, la Biblia dice que, cuando Jesucristo regrese se tocará la trompeta final, la trompeta que anunciará el comienzo del casamiento.

«Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida («parousia») del Señor, no precederemos a los que durmieron. Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir («apantésis»)  al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor» (1 Ts 4:15-17).

a – «Venida»: En griego es «parousia» («παρουσία, ας, ἡ», 3952, venida; era la llegada de un gobernante, de un rey a una ciudad).     [Parousia. Véase 24]

b – «Con voz de mando»: En el ejército romano, era la voz del comandante al jefe,

c – «Con voz de arcángel»: La voz del arcángel Miguel, el jefe del ejército celestial, ordenando al trompetista. Miguel es el jefe del ejército de Dios (Dn 10:21; Jud 1:9).

d – «Y con trompeta de Dios»: La trompeta del ángel trompetista tocando: ¡Avancen!

e – «Para recibir». En griego: «apantésis» («ἀπάντησις, εως, ἡ», 529, recibir, salir al encuentro). En la época helenística, cuando un dignatario se acercaba a una ciudad, en visita oficial (parousia), las personas más importantes de la ciudad salían a recibirlo, y escoltarlo hasta su destino. Este acompañamiento era llamado «apantésis». Por esta razón, cuando el Rey del Universo esté llegando a este mundo, la iglesia saldrá de nuestro planeta, para recibir al Señor en el aire, en el día del arrebatamiento.     [Apantésis. Véase 25]

f – «Trompeta final».  En su carta a los corintios, Pablo habla también de la trompeta final: «He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados» (1 Co 15:51-52). ¿Por qué, Pablo dijo final trompeta, en vez de decir: a la 2ª, a la 3ª, etc.? Pablo les estaba escribiendo a los corintios. Ellos estaban acostumbrados a escuchar el sonido de las trompetas de los soldados romanos (en la base militar de Acrocorintio): En la 1ª preparar, en la 2ª formar y en la 3ª marchar. Pero Pablo quería comunicarles algo de las costumbres judías; y es que, al escucharse la 2ª trompeta ocurrirá el casamiento (la 1ª era la del compromiso, y la 2ª era la del casamiento). Pero si él les decía que luego de la 2ª trompeta la iglesia se casará con Jesucristo, ellos no lo entenderían. Por eso, él les habló de que el casamiento ocurrirá al escucharse la trompeta final. De esta forma, todos entenderían de qué les estaba hablando.     [Trompeta. Véase 26]

10 – Preparación. La novia tenía que estar preparada para la llegada del novio, el día del casamiento. Diez de las amigas de la novia (lo que hoy conocemos como «Damas de Honor»), tenían que esperar con sus lámparas encendidas. La novia era llevada a la casa del novio, en donde se realizaba el casamiento. Todo esto está simbolizado en la parábola de Mt 25:1-13. (Este tema lo hemos desarrollado en la publicación: «¡Aquí viene el Esposo; salid a recibirle!»; en este mismo blog). En esta escritura profética, es de destacar:

  • Que Jesucristo llegará a este mundo a la medianoche, cuando la oscuridad llegue a su máxima expresión; es decir, cuando las tinieblas de la maldad se hayan multiplicado.
  • Que en estos días en los que estamos viviendo, el Espíritu Santo está despertando a la iglesia, en todas las naciones, anunciando que llegó el tiempo anterior a la segunda venida de Cristo.
  • Que la iglesia arreglará sus lámparas, y las llenará con el aceite celestial, el Espíritu Santo, para alumbrar en medio de las tinieblas de la noche; lo cual implica que, la gloria postrera será mayor que la primera (Hag 2:9). [Lámparas. Véase 27]

Según esta profecía, en nuestros días (ya que Jesucristo está por venir), todos los creyentes debemos:

  • arreglar nuestras lámparas, para poder dar más luz; es decir, santificarnos, consagrarnos, entregar todo nuestro ser al Señor;
  • llenarlas de aceite; o sea, buscar la llenura del Espíritu, la unción, el fuego de Dios;
  • para poder alumbrar a los que nos rodean, dándoles la última oportunidad de arrepentirse, antes del arrebatamiento y el comienzo de los juicios apocalípticos.

D – IMPORTANCIA

¡Conocer el NP es de tremenda importancia para nuestra vida espiritual! En la Epístola a los Hebreos se nos habla del NP, y se nos muestran varias cosas, por ejemplo:

1 – Reposo. El NP es entrar en el reposo de Dios (Heb 4:1-13); es decir, entramos en el reposo de nuestras obras al vivir por la fe.

2 – Comida sólida. El NP es la comida sólida (Heb 5:11-14); y no los rudimentos de la fe, que se enseñan a los nuevos creyentes.

3 – Lugar Santísimo. El NP es la posibilidad de entrar en el Lugar Santísimo celestial (Heb 10:19). En el AP solamente el sumo sacerdote podía entrar en el lugar santísimo del templo; y solamente una sola vez por año; pero en el NP ¡todos podemos entrar en la misma presencia de Dios todas las veces que queramos! ¡Aleluya!

4 – Es mejor. Según la Epístola a los Hebreos, al comparar el NP con el AP, el NP tiene: 1) Mejores cosas, 6:9 – 2) Mejor esperanza, 7:19 – 3) Mejor testamento, 7:22 – 4) Mejor pacto, 8:6 – 5) Mejores promesas, 8:6 – 6) Mejor sacrificio, 9:23 – 7) Mejor herencia,10:34 – 8) Mejor ciudad, 11:16 – 9) Mejor perfección, 11:40 – 10) Mejor sangre, 12:24.

5 – Perfección. El NP es el camino hacia la perfección. En Heb 6:1 dice: «Vamos adelante a la perfección»; y más adelante, el escritor de la Epístola a los Hebreos dice que, la perfección no es por medio del sacerdocio levítico (7:11); «Porque nada perfeccionó la ley» (7:19); sino que, la  perfección es por medio de Jesucristo, el Fiador, el Mediador de un NP (7:22). Por medio del NP vamos rumbo a la perfección; la cual es, llegar a que Dios actúe por medio nuestro tal como dice el siguiente texto:

«Y el Dios de paz que resucitó de los muertos a nuestro Señor Jesucristo, el gran pastor de las ovejas, por la sangre del pacto eterno, os haga aptos en toda obra buena para que hagáis su voluntad, haciendo él en vosotros lo que es agradable delante de él por Jesucristo; al cual sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén» (Heb 13:20-21). ¡Esta es la gloria del NP!

E – SANTIDAD

1 – Preparación. En estos días en los que estamos viviendo, el Espíritu Santo está despertando a la iglesia en todo el mundo, anunciando que la segunda venida de Jesucristo está a las puertas. Por eso, ¡Es tiempo de prepararnos para las bodas! La Biblia dice: «Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado» (Ap 19:7).    [Despertar. Véase 28]

Pero, ¿Cómo podemos prepararnos para el casamiento celestial? Veamos:

 2 – Irreprensibles. En varias partes de la Biblia se relaciona la segunda venida del Señor, con el hecho de ser hallados irreprensibles en santidad (Irreprensibles: «ανεγκλητους»; «ἀνέγκλητος, ον», anegklétos, 410; irreprochable; es decir, inocente a los ojos de la ley, sin culpa).    [Irreprensible. Véase 29]

  • «El cual también os confirmará hasta el fin, para que seáis irreprensibles en el día de nuestro Señor Jesucristo» (1 Co 1:8).
  • «Para que aprobéis lo mejor, a fin de que seáis sinceros e irreprensibles para el día de Cristo» (Fil 1:10).
  • «Para presentaros santos y sin mancha e irreprensibles delante de él» (Col 1:22).
  • «Para que sean afirmados vuestros corazones, irreprensibles en santidad delante de Dios nuestro Padre, en la venida de nuestro Señor Jesucristo con todos sus santos» (1 Ts 3:13).
  • «Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo» (1Ts 5:23).
  • «Por lo cual, oh amados, estando en espera de estas cosas, procurad con diligencia ser hallados por él sin mancha e irreprensibles, en paz» (2 P 3:14).

El hecho de ser irreprensibles depende de la luz que tengamos; ya que, la santificación es progresiva y depende de la revelación que hayamos recibido; la cual, es también progresiva.

Sabiendo que dentro de muy poco tiempo se producirá el arrebatamiento de la iglesia; y el casamiento celestial entre Jesucristo y su pueblo; debemos prepararnos viviendo en santidad; al punto tal de que, en el día de la llegada de Jesucristo seamos irreprensibles en santidad; sabiendo que, Dios ha dicho que, sin santidad nadie verá al Señor (Heb 12:14).

Por: Eduardo Pedro Saracchi, profesor de Teología; graduado en Teología Pastoral, en el Instituto Bíblico Buenos Aires, de la Alianza Cristiana y Misionera.

Iglesia Evangélica en Buenos Aires, República Argentina.

Todas las publicaciones

  1. Avivamiento en la República Argentina
  2. Profecía para el pueblo de Dios
  3. 50 aniversario de Comunidad Cristiana
  4. Cavando pozos de avivamiento
  5. Señales de la segunda venida de Jesucristo – 1
  6. Señales de la segunda venida de Jesucristo – 2
  7. Señales de la segunda venida de Jesucristo – 3
  8. Señales de la segunda venida de Jesucristo – 4
  9. Señales de la segunda venida de Jesucristo- 5
  10. Señales de la segunda venida de Jesucristo – 6
  11. Señales de la segunda venida de Jesucristo -7
  12. Derramaré de mi Espíritu – 1
  13. Derramaré de mi Espíritu – 2
  14. La restauración de la gloria de Dios
  15. La importancia de la revelación
  16. La restauración del tabernáculo de David – 1
  17. La restauración del tabernáculo de David – 2
  18. Sobre esta roca edificaré mi iglesia
  19. El arrebatamiento de la iglesia
  20. El anticristo
  21. ¡Aquí viene el Esposo, salid a recibirle!
  22. Pentecostés
  23. El bautismo en el Espíritu Santo – 1
  24. El bautismo en el Espíritu Santo – 2
  25. El bautismo en el Espíritu Santo – 3
  26. Si alguno tiene sed, venga a mí y beba
  27. Restauración de la promesa del Espíritu – 1
  28. Restauración de la promesa del Espíritu – 2
  29. El hablar en lenguas – 1
  30. El hablar en lenguas – 2
  31. La restauración del fuego del Espíritu Santo
  32. Semana Santa
  33. Buscando la gloria de Dios
  34. Preparándonos para el casamiento celestial
  35. Restauración del nuevo pacto – 1
  36. Restauración del nuevo pacto – 2
  37. Restauración del nuevo pacto – 3
  38. Cielos abiertos
  39. Viene crisis y viene gloria
  40. La hora de su juicio ha llegado
  41. La cena de las bodas del Cordero
  42. Preparad el camino del Señor y se manifestará la gloria de Dios – 1
  43. Preparad el camino del Señor y se manifestará la gloria de Dios – 2
  44. El fuego de Dios desciende si el sacrificio está puesto sobre el altar
  45. La-señal de Jonás – 1
  46. La señal de Jonás – 2
  47. El último derramamiento del Espíritu Santo
  48. Viene el gran avivamiento mundial
  49. La restauración del testimonio de Dios
  50. Cristo es el todo y en todos
  51. Restauración de los dones y del fruto del Espíritu
  52. Restauración de la unción y la gloria
  53. Revelación del infierno
  54. Llamado a la oración
  55. Conocer a Jesucristo por medio de la revelación
  56. El descenso de la gloria de Dios – 1
  57. ¡Llegó el tiempo de Dios
  58. Laodicea la iglesia independiente
  59. La cobertura apostolica y el discipulado
  60. La Nueva Refprma Apostólica
  61. LLas puertas del Hades no prevalecerán contra la iglesia
  62. La restauracion del odre bíblico
  63. Haced en este valle muchos estanques
  64. El ejército de Dios
  65. El rio de Dios
  66. Jesucristo es el Mesías y el Señor
  67. Llevando el fuego del Espirítu Santo
  68. ¿Qué sucede cuando el Espíritu Santo desciende? – 1
  69. ¿Qué sucede cuando el Espíritu Santo desciende? – 2
  70. Profecias sobre el hundimiento del portaaviones USS Abraham Lincoln
  71. La restauración del acto de adoración de las ofrendas
  72. El gran derramamiento del Espíritu Santo en Azusa
  73. Paradojas bíblicas
  74. El gran derramamiento del Espíritu Santo en Gales
  75. El secreto de un gran avivamiento
  76. Conocer al Cristo Glorificado
  77. Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra
  78. La humillación y la exaltación de Cristo
  79. La preeminencia de Cristo
  80. En el principio era el Verbo
  81. La actitud de la iglesia frente al Coronavirus Covid-19
  82. La restauración del sacerdocio universal de los creyentes
  83. ¡El Rey ya viene!
  84. ¿Qué es lo que va a suceder en los próximos días?

Traductor de Google: Para poder traducir este blog a otros idiomas, el Traductor de Google (“Translate this blog”) está abajo, al final.

Derechos. Derechos de Autor © Copyright 2018 por Eduardo Pedro Saracchi. Todos los derechos reservados. Esta publicación es un capítulo del libro: «El último derramamiento del Espíritu Santo». Queda hecho el depósito legal que marca la ley 11723 de propiedad intelectual (Argentina), en la Dirección Nacional de Derechos de Autor. Se permite la reproducción parcial o total del contenido de esta publicación, con propósitos educativos y sin fines de lucro; sin necesidad de obtener permiso previo, con la condición de que el significado o contexto no sea cambiado ni alterado, y que se cite adecuadamente la fuente.

Citas bíblicas: Las citas bíblicas de esta publicación han sido tomadas de la Biblia, Versión Reina – Valera (Revisión de 1960, RVR1960) © Sociedades Bíblicas en América Latina, 1960. Renovado © Sociedades Bíblicas Unidas, 1988. Utilizado con permiso. (Énfasis nuestro: Subrayados, negritas, aclaraciones, mayúsculas y cursivas añadidas).

Reconocimiento. Hacemos un reconocimiento de gratitud a dos grandes empresas editoriales:

  • A WordPress, por su amable permiso para editar esta publicación.
  • A Sociedades Bíblicas en América Latina, por su amable permiso para hacer citas bíblicas.

Abreviaturas de los libros de la Biblia

Génesis: Gn – Éxodo: Ex – Levítico: Lv – Números: Nm – Deuteronomio: Dt – Josué: Jos – Jueces: Jue – Rut: Rt – 1 Samuel: 1 S – 2 Samuel: 2 S – 1 Reyes: 1 R – 2 Reyes: 2 R – 1 Crónicas: 1 Cr – 2 Crónicas: 2 Cr – Esdras: Esd – Nehemías: Neh – Ester: Est – Job: Job – Salmos: Sal – Proverbios: Pr – Eclesiastés: Ec – Cantares: Cnt – Isaías: Is – Jeremías: Jer – Lamentaciones: Lm – Ezequiel: Ez – Daniel: Dn – Oseas: Os – Joel: Jl – Amós: Am – Abdías: Abd – Jonás: Jon – Miqueas: Miq – Nahúm: Nah – Habacuc: Hab – Sofonías: Sof – Hageo: Hg – Zacarías: Zac – Malaquías: Mal – Mateo: Mt – Marcos: Mr – Lucas: Lc – Juan: Jn – Hechos: Hch – Romanos: Ro – 1 Corintios: 1 Co – 2 Corintios: 2 Co – Gálatas: Gá – Efesios: Ef – Filipenses: Fil – Colosenses: Col – 1 Tesalonicenses: 1 Ts – 2 Tesalonicenses: 2 Ts – 1 Timoteo: 1 Ti – 2 Timoteo: 2 Ti – Tito: Tit – Filemón: Fln – Hebreos: Heb – Santiago: Stg – 1 Pedro: 1 P – 2 Pedro: 2 P – 1 Juan: 1 Jn – 2 Juan: 2 Jn – 3 Juan: 3 Jn – Judas: Jud – Apocalipsis: Ap

Citas bibliográficas

1 – Matrimonial

  • Escatología reformada – files.wordpress.com
  • El Nuevo Pacto: un compromiso matrimonial – Samuelbarruecos.blogspot.com
  • ¿Por qué la entrega de la Ley fue un compromiso matrimonial? – Samuelbarruecos.blogspot.com
  • La novia de Cristo – Mvmspanish.files.wordpress.com
  • ¿Qué es un pacto? – MIAPIC

2 – Ley

  • Los dos pactos – org
  • La Relación del Cristiano con la Ley y la Gracia (1ª parte) | Llamada de Medianoche – Llamadaweb.org
  • Ley y gracia – Alva J. McClain- com.mx
  • La gracia abolió el pacto de la ley de los mandamientos – Hoja modelo – Evangeliodelagracia.org
  • ¿Cuál es la regla de vida para el creyente? – Middletownbiblechurch.org
  • La ley y la gracia – Ministerioluzalasnaciones.com

3 – Cincuenta

  • Shavuot – A través de las Escrituras
  • New Hope Ministry – Thehensonhome.org
  • La cuenta de los 50 días. Solemnidad de Pentecostés – blogspot.com
  • Significado de Pentecostés – Significados
  • Lo-Rujama infidelidad – Puedescontarlasestrellas.blogspot.com

4 – Berith

  • Terms for the Covenant by R.C. Sproul – Ligonier Ministries
  • Pacto o testament – com
  • Why we call them ‘testaments’ and not ‘wills’ – The Compas
  • Diatheke – Covenant or Testament? – Redeemerlutheranchurch.org

5 – Costumbre

  • ¿Por qué la entrega de la Ley fue un compromiso matrimonial? – Samuelbarruecos.blogspot.com
  • Judaismo Virtual – Judaismovirtual.com

6 – Propuesta

  • Shavuot – A través de las Escrituras

7 – Kidushin

  • A Wedding in Two Movements: Kiddushin and Nisuin – The Meaningful Life Center

8 – Raíz

  • Kaddish, Kiddush, Kodesh – what’s up with that? – Coffee Shop Rabbi
  • Erusin – wikipedia.org
  • Kidush – Es.wikipedia.org

9 – Teviláh

  • Ritual washing in Judaism – wikipedia.org
  • Sabías que las primeras referencias escriturales sobre la teviláh están en el Libro de Génesis? Esto y más… – Facebook.com
  • Concordancia Hebreo de Strong: 2883. טָבַע (taba) – com
  • La Tevilah – Mikdashmeat.com
  • El concepto de la tevila – AMIJYY Kehila Congregación Jadesh Yameinu Yeshua
  • Tevilah | Curiosidades Bíblicas de Impacto – Curiosidadesbiblicasdeimpacto.wordpress.com
  • Tevilah y Bautismo – Anajnu.cl
  • Berít Teviláh Alianza de INMERSIÓN – Beithatorahsf.com
  • Teviláh inmersión en agua – Kehilajdetamildimdeyahshua.blogspot.com

10 – Baptizó

  • La tevilá en una mikvé «Inmersión en agua» – Puedescontarlasestrellas.blogspot.com.ar
  • La Tevilah – Mikdashmeat.com
  • El bautismo desde la perspectiva hebrea – com

11 – Miqveh

  • Ritual washing in Judaism – En.wikipedia.org
  • Concordancia Hebreo de Strong: 4723. מִקְוֶה (miqveh) – Bibliaparalela.com
  • Mikve – wikipedia.org
  • La Tevilah – Shalom820525.blogspot.com.ar
  • La Mikvá y la Senda Antigua – Saliendodelacaja.blogspot.com.ar
  • Mikveh – Cafetorah – Noticias de Israel – Cafetorah – Notícias de Israel
  • El mikvah o baño ritual – docslide.com.br

12 – Ketubá

  • Las bodas del Cordero según las tradiciones judías – Tiempo de Gracia
  • El arrebatamiento. Preparando la novia – slideshare.net
  • Judaísmo mesiánico. El avivamiento de los hijos de Yisrael – Google Books
  • Una boda judía en le ápoca de Yeshua – Ministerioluzalasnaciones.com
  • ¿Cómo escribes kaf – tav – bet? | Radio Sefarad – Radiosefarad.com
  • Concordancia Hebreo de Strong: 3789. כָּתַב (kathab) — escrito, escribió, escritas, a la tumba, para escribir – com

13 – Renovado

  • Strong’s Greek: 2537. καινός (kainos) — new, fresh – Biblehub.com
  • King James Bible Dictionary – Strongs Number – H2319 – King James Bible Dictionary

14 – Nuevo

  • El Cristiano y la Ley5 – Los Dos Pactos – Pasado-y-futuro.neocities.org
  • ¿Qué es el nuevo pacto? – GotQuestions.org Español
  • El nuevo pacto y el secreto del Señor – World Challenge
  • El Espíritu Santo: la Biblia del Nuevo Pacto – Aguas Vivas – Aguasvivas.cl

15 – Muerte

  • «El pacto matrimonial de Yahwéh con su pueblo Israel» – com
  • Muerto a la ley – org

16 – Iglesia

  • La Novia del Cordero – Trompeta de Dios
  • Las bodas del Cordero – Iglesia Evangélica Bautista del Centro
  • Shavuot – com
  • ¿Qué dice la Biblia sobre la novia y las bodas del Cordero? – CristianismoActivo
  • Kiddushin (Santificaciones) Estudio Nº 43 Las bodas del Cordero – PDF – Docplayer.es
  • Fiesta de trompetas – Lacasadelpadreguadalupe.blogspot.com
  • Rapto de la esposa – La Boda Judía – Elraptodelaiglesiadecristo-shalom.blogspot.com
  • Una súplica para volver a la iglesia del Nuevo Testamento – net
  • La novia de Cristo – files.wordpress.com

17 – Representantes

  • Usos y costumbres de las tierras bíblicas – com

18 – Shitre

  • Ritual de una boda judía en tiempos de Jesús – Escritura Sagrada
  • Exodus 19 – Messianic-torah-truth-seeker.org
  • Ha Jag Shavuot – Beitefraim.org
  • Shavuot contrato matrimonial – Fe-biblica.com
  • Hebrew Wedding Archives | Hoshana Rabbah Blog – Hoshana Rabbah Blog
  • Clamor de Medianoche | Ministerio Profético elAtalaya – Elatalaya.com
  • The Wedding – Revealing Yeshua!

19 – Bodas

  • La cena de las bodas del Cordero – net
  • La antigua boda judía. Una revelación de la iglesia y Cristo – Sharkyfinpuertorico.blogspot.com
  • Un matrimonio judío – org
  • ¿Qué es la cena de las bodas del Cordero? – GotQuestions.org Español

20 – Presentación

  • com
  • De Daniel al día del Juicio – Google Books

21 – Shofar

  • Sermón Éxodo: La Pascua (Bosquejo y audio) – Comcrecri.blogspot.com
  • Como la Pascua revela a Jesucristo – Godandscience.org

22 – Arras

  • Las arras de nuestra herencia. Encuentro familiar – com
  • Palabras Griegas Del Nuevo Testamento. Arrabpm. El goce anticipado del porvenir – Google Books

23 – Año

  • La Antigua Boda Judía – Sharkyfinpuertorico.blogspot.com
  • Judaismo Virtual – Judaismovirtual.com
  • Nishmat – Taharat Hamishpajá – Admin.yoatzot.org
  • Boda judía: Modelo del rapto – blogspot.com
  • Shavuot contrato matrimonial – Fe-biblica.com

24 – Parousia

  • La venida de Cristo: La Parusía» – Retornoalparaiso.blogspot.com.ar
  • ¿«Venida» o «Presencia»? ¿Qué revelan los hechos? – Perso.wanadoo.es
  • Parousia – Strong’s number G3952 – Greek Lexicon | Bible Tools – Messie2vie
  • Venida – Diccionariodelabiblia.blogspot.com.ar
  • Biblia interlineal del Nuevo Testamento Tischendorf – Logosklogos.com
  • El uso técnico de «Parousía» – Sanosenlafe.blogspot.com.
  • La venida de cristo: la «parusía»—¡lo que muchos cristianos aún ignoran! – Retornoalparaiso.blogspot.com.ar

25 – Apantésis

  • Concordancia Griego de Strong: 529. ἀπάντησις (apantésis) – Bibliaparalela.com
  • Tiempo de despertar – Panenviadodelcielo.blogspot.com

26 – Trompeta

  • ¿Qué sucederá cuando suene la última trompeta? – Antesdelfin.com

27 – Lámparas

  • A través de las parábolas – Tiempo de victoria

28 – Despertar

  • La medida de la gloria de Dios – World Challenge

29 – Irreprensible

  • El carácter del cristiano: irreprensible – Tim Challies en español
A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close