El arrebatamiento de la iglesia

El cumplimiento de las señales proféticas nos muestra que Jesús está por venir. Por eso, tenemos que prepararnos para nuestro encuentro con él.

Jesús prometió que él volverá.

“No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí. En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis. Y sabéis a dónde voy, y sabéis el camino” (Jn 14:1-4).

Los ángeles lo confirmaron.

“Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo” (Hch 1:11).

Trabajar. ¿Debemos dejar de trabajar, ya que Jesucristo viene pronto? ¡No! Jesús dijo;

Negociad entre tanto que vengo” (Lc 19:13).

Enseñar. ¿Por qué no se enseña sobre el rapto?, preguntó un hermano a Dios; y el Señor le contestó diciéndole que, el mismo problema ocurre con el tema de la santidad. Es decir, no se habla de estos temas porque esto nos lleva a hacer cambios (en nuestra teología, en nuestras costumbres, etc.).      [Enseñar: Véase: 1]

Sorpresa. La segunda venida de Jesucristo será como en los días de Noé.  Aunque Noé les había hablado del juicio que venía, ellos no creían esto, y siguieron viviendo como siempre.

“mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo el Hombre. Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dándose en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca” (Mt 24:37-38).

A – GENERALIDADES

Primera etapa. El arrebatamiento es la primera etapa de la segunda venida. En el arrebatamiento nos encontraremos con Jesucristo en el aire.

La segunda etapa es conocida con varios nombres: “retorno”, “revelación”, o sencillamente con el nombre específico de “segunda venida”. Esta etapa es la llegada de Jesucristo a la tierra.

Ejemplos de personas que fueron arrebatadas:

  • Enoc fue llevado al cielo sin morir (Gn 5:24).
  • Elías subió vivo al cielo (2 R 2:11).
  • Jesucristo (Hch 1.9-10).

Preparación.  Saber que la iglesia será arrebatada lleva a los creyentes a la santificación. Contrariamente a esto, los que no creen en el arrebatamiento, por lo general, no se preparan y sus vidas no son santificadas.

Resurrección y transformación. En el momento del arrebatamiento, los que murieron creyendo en Jesucristo resucitarán; y los que estemos vivos seremos transformados.

“He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados,  en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados (1 Co 15:51-52).

Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero.  Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor (1.Ts 4:16-17).

Cuerpos espirituales. Los que murieron creyendo en Jesucristo resucitarán con cuerpos espirituales.

Se siembra cuerpo animal, resucitará cuerpo espiritual” (1 Co 15:44).

Nuestros cuerpos:

  • Serán semejantes al de Jesucristo resucitado (Lc 9:28-36).

“Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo;   el cual transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya, por el poder con el cual puede también sujetar a sí mismo todas las cosas” (Fil 3:20-21).

  • No serán “espíritus”, sino cuerpos resucitados.

“Mientras ellos aún hablaban de estas cosas, Jesús se puso en medio de ellos, y les dijo: Paz a vosotros.  Entonces, espantados y atemorizados, pensaban que veían espíritu.  Pero él les dijo: ¿Por qué estáis turbados, y vienen a vuestro corazón estos pensamientos?  Mirad mis manos y mis pies, que yo mismo soy; palpad, y ved; porque un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo” (Lc 24:36-43).

  • Serán incorruptibles e inmortales

“Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad (1 Co 15:54).

  • No sufriremos más

“Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor” (Ap 21:4).

Misterio.  Pablo les dijo un “misterio”, algo no conocido hasta ese momento. ¿Cuál es ese misterio, si la verdad de la resurrección era conocida en el Antiguo Testamento (AT)? El misterio, lo que no se sabía, era que algunas personas entrarán en el cielo sin pasar por la muerte.

Orar para ser tenidos por dignos de escapar. Jesucristo declaró qué es lo que tenemos que hacer antes de que ocurra el arrebatamiento: Orar.

“Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre” (Lc 21:36).

Debemos orar en todo tiempo para ser tenidos por dignos de escapar (mediante el arrebatamiento) de las cosas terribles que se avecinan (por ejemplo, las plagas apocalípticas).

B – COMIENZO DEL ARREBATAMIENTO

¿Por qué el Señor hablará “con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios”?

“Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero” (1 Ts 4.16).

Jesucristo dará la orden de iniciar el arrebatamiento, hablando

  • Con voz de mando” (gr: “keleusma” G2753): La voz de mando era la voz con la que el comandante en jefe del ejército arengaba a los soldados antes de comenzar una gran operación militar, explicando la importancia de lo que iban a hacer. Pero el comandante no era el que daba a los soldados la orden de inicio de las operaciones; ya que, esta orden era impartida por el jefe del ejército. Es decir, el comandante le decía al jefe que dé la orden. Por eso, la Biblia dice que Jesucristo hablará
  • Con voz de arcángel”: El arcángel es el jefe de los ángeles. El jefe del ejército, al recibir la orden del comandante, daba la orden al soldado que llevaba la trompeta; para que toque el sonido de ¡Adelante! Por eso Pablo dijo que Jesucristo dará la orden
  • Con trompeta de Dios” ¡Aleluya!

En la Biblia se habla de un solo arcángel: Miguel (Jud 9). Su función es proteger al pueblo de Dios (Dn 12:1). Aparece también en Dn 10:1-14; Ap 12:7-9. Arcángel viene de una palabra griega que significa ángel jefe.

C – TESTIMONIOS ACTUALES SOBRE EL ARREBATAMIENTO

1 – Ocurrirá antes de la gran tribulación

Ante todo aclaremos que, la gran tribulación será el tiempo en el que reinará el anticristo en este mundo; y las plagas apocalípticas caerán en esta tierra. Jesucristo arrebatará a la iglesia para que no pase por ese tiempo de horror.

a – Jannet Balderas Canela, a los 8 años de edad, en 1999 tuvo una visión del rapto.  Ella vio algo del sufrimiento de las personas que habían quedado en la época de la gran tribulación; mientras que el pueblo de Dios estará gozando de las bodas del Cordero.      [Visiones del rapto: Véase: 2]

b – Leillian Rivera vio como sucedía el arrebatamiento. Por ejemplo, los autos chocaban al no tener conductor. Pero ella, a pesar de ser creyente, se quedaba. Desesperada, preguntó al Señor por qué había ocurrido eso, y por medio de un ángel, Dios le dijo: que ella se había cuidado de los grandes pecados (matar, robar, etc.); pero no se había cuidado de los pequeños pecados (celos, mentir, hipocresía, etc.).

c – Jane McCauley vio el momento del arrebatamiento; y que luego de esto, la tierra entraba en una época de tinieblas.

d – Eunice Fincher vio el sufrimiento de las personas al saber que se habían quedado; el caos producido por los vehículos sin conductores; la densa neblina que había en el aire; la terrible persecución de los cristianos; etc.

2 – Tiempo. Jesucristo está revelando que falta muy poco para el arrebatamiento. Por ejemplo:

a – David Owuor declaró que se acabó el tiempo. Este profeta profetizó antes de que ocurrieran los terremotos de Chile y Haiti; y lo que él dijo se cumplió.

b – Emerson Díaz. El Señor le reveló que ya se cumplió el tiempo. Es decir, ya estamos sobre la hora.

D – DIFERENCIAS

Veamos ahora las principales diferencias entre el arrebatamiento y el retorno.

ARREBATAMIENTO RETORNO
El arrebatamiento es el traslado de todos los creyentes, nacidos de nuevo, hacia el cielo. Se encontrarán con el Señor en el aire; 1 Ts 4:17 La revelación es la llegada de Jesucristo a la tierra; Ap 19:14.
En el arrebatamiento, Jesucristo no llega hasta la tierra, sino que se queda en el aire; 1 Ts 4:16-17 En la revelación Jesucristo viene a la tierra; Za 14:4.
En el arrebatamiento, Jesucristo viene a buscar a los suyos; Jn 14:2-3; 1 Ts 4:16-17.

Viene “por

En la revelación los suyos vienen con el Señor; Za 14:5; Ju 14, 1 Ts 3:13.

Vienen “con”.

Luego del arrebatamiento comienza la gran tribulación. Luego de la revelación, el reino milenial, el reino de Dios, se establecerá en esta tierra
En el arrebatamiento los gentiles no serán afectados. En la revelación los pecadores serán juzgados.
En el arrebatamiento sólo participarán creyentes (1 Ts 4:16). En la revelación se verán involucrados todos los hombres
El arrebatamiento tendrá lugar antes del día de la ira. La revelación será al final del día de la ira de Dios.
El arrebatamiento es el día de Cristo; 1 Co 1:8; 2 Co 1:14; Fil 1:6, 10. La revelación es el día del Señor; 1 Ts 5:2-3; 2 Ts 2:2; Hch 2:20;  2 P 3:10; Ap 16:14.
El arrebatamiento es un tiempo de bendición; 1 Ts 4:18. La revelación es un tiempo de juicio; 2 Ts 2:8-12.
En el arrebatamiento sólo los creyentes verán a Jesucristo. En la revelación todos verán a Jesucristo; Ap 1:7; Mt 24:29-30.

E – PARA SER ARREBATADOS DEBEMOS…

1 – Ser de Cristo

“Pero cada uno en su debido orden: Cristo, las primicias; luego los que son de Cristo en su venida” (1 Co 15:23).

2 – Estar “en CRISTO

Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor” (1 Tes 4:16-17).

3 – Hacer lo “BUENO”

No os maravilléis de esto; porque vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz; y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida; mas los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación” (Jn 5:28-29).

4 – Ser “DIGNOS”

Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre” (Lc 21:36).

5 – Ser sin “MANCHA y sin ARRUGA”

“A fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha” (Ef 5:27).

6 – Ser “PUROS”

“Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es. Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como él es puro (1 Jn 3:2-3).

F – PROBLEMAS RELACIONADOS CON EL ARREBATAMIENTO O RAPTO           

1 – Rapto. Algunos dicen que la palabra “Rapto” no aparece en la Biblia. Pero esto no es así.  

Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor” (1 Ts 4:16-17).

Etimología

En forma sencilla: En 1 Ts 4:17: “seremos arrebatados” = harpazo (griego) = rapio (latín) = raptar (español) (o “rapto”; en forma sustantiva), que significa: sacar algo rápidamente o arrebatar (o “arrebatamiento”; en forma sustantiva),

Uso técnico: En 1 Ts 4:17:

  • En Griego Koiné (popular) dice ἁρπαγησόμεθα (“harpaguesómeza”): “Seremos arrebatados”. Esta palabra griega es una conjugación del verbo ἁρπάζω (“harpazo” o “harpadsō”); que significa: “arrebatar”, “atrapar” o “quitar con violencia”, traducido al español con el verbo arrebatar.
  • En Latín, en la Vulgata: El griego ἁρπαγησόμεθα (“harpaguesómeza”) es traducido por “rapiemur”. Esta palabra es una conjugación del verbo “rapio”, que significa: arrebatar, quitar, tomar por la fuerza; traducido al español con el verbo “raptar” (o “rapto”, en su forma sustantiva).

Quiere decir que:

  • “harpazo” (griego) = “arrebatar” (español, verbo) = arrebatamiento (español, sustantivo).
  • “harpazo” (griego) = “rapio” (latín) = “raptar” (español, verbo) = rapto (español, sustantivo).

Entonces, en 1 Ts 4:17, “harpazo”, “seremos arrebatados” = arrebatamiento, o “rapto, significan lo mismo.      [Rapio Véase: 3]

Biblia, Versión Vulgata Latina (Jerónimo, 382) (1 Ts 4:17)

“Deinde nos, qui vivimus, qui relinquimur, simul rapiemur cum illis in nubibus obviam Christo in aëra, et sic semper cum Domino erimus”

2 – Trompetas. La Biblia dice que el arrebatamiento ocurrirá a la “final trompeta”.

en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados” (1 Co 15:52)

La trompeta final mencionada por Pablo, ¿Es la misma que el apóstol Juan menciona en el Apocalipsis? No, la trompeta mencionada por Juan será tocada después de la gran tribulación, pero la de Pablo, antes del arrebatamiento y antes de la gran tribulación. Veamos por qué:

a – Tristeza. La “séptima trompeta” de Ap 11:15 es tocada después de la gran tribulación; y es una trompeta de tristeza; ya que, al tocarse la sexta trompeta la Biblia dice:

el segundo ay pasó, el tercer ay viene pronto” (Ap 11:14).

b – Gozo. Pero, en cambio, la trompeta mencionada por Pablo es una trompeta de gozo, tocada antes de la tribulación. Para entender esto pensemos en lo siguiente: A Pablo le había sido revelado por Dios que, antes del arrebatamiento sería tocada una trompeta. Pero, ¿Cómo trasmitir este conocimiento ya que,

  • para los judíos, la segunda trompeta era la trompeta que anunciaba el casamiento de una pareja (la primera era tocada en el desposorio o el compromiso); pero,
  • para los judíos que vivían cerca de los cuarteles militares romanos, la tercera trompeta, era la que indicaba a los soldados la orden de marcha (la primera, prepararse; la segunda, formar; y la tercera marchar).

Por eso, Pablo solucionó este problema hablando de la última trompeta, ya que, de esta forma,  todos entenderían que el momento esperado del arrebatamiento había llegado.      [Trompetas: Véase: 4]

c – Momento. El hecho de que Jesucristo haya dicho que, en relación con su llegada, debemos

  • “estad preparados” (Mt. 24:44),
  • “estad alertas” (Mt. 24:42),
  • “estar ceñidos” (Lc. 12:35); y
  • con las “lámparas encendidas” (Lc. 12:35).

Esto nos muestra que, el arrebatamiento puede ocurrir en cualquier momento.

D – ¿CUÁNDO NACIÓ LA ENSEÑANZA SOBRE EL ARREBATAMIENTO?

Esta doctrina se enseñó desde los primeros siglos, pero luego, así como la doctrina de la justificación por la fe fue olvidada, en la época de la Edad Media, donde trataron de destruir todos los libros y documentos sobre la verdad de Dios, del mismo modo ocurrió con la doctrina del rapto.       [Rapto, historia: Véase: 5]

La historia del arrebatamiento comenzó en los primeros siglos del cristianismo.

a – En 1830, Margaret MacDonald (1815-1840). Algunos dicen que la enseñanza del rapto antes de la tribulación nació con Margaret MacDonald, con su visión en 1830. Pero no es así. Margaret no fue la primera en hablar sobre este tema, sino que fue la última.

b – En 1827, John Darby (1800-1882).Tuvo la visión del rapto al ver la distinción entre la iglesia e Israel.

c – En 1748, John Gill (1697-1771). Publicó un comentario del Nuevo Testamento, donde habla del arrebatamiento antes del retorno.

d – En 1747, Emanuel Lacunza, sacerdote jesuita, expulsado y excomulgado de la iglesia católica por creer en un milenio literal. Escribió sobre el retorno en “La Venida del Mesías en Gloria y Majestad”.

e – En 1788, Morgan Edwards (1722-1795). Publicó su libro “Millenium, Last Days”, escrito entre 1742-1744, en el cual enseñó sobre el rapto antes de la tribulación.

f – En 1887, Peter Jurieu (1637-1713)). En su libro “Mostrando la iglesia salvada”, creía que la iglesia sería arrebatada antes del Armagedón.

g – En 1627, Joseph Mede (1581-1638). Escribió sobre el rapto, en una época en la que nadie hablaba de escatología.

h – En 350, Efraín de Nisbis (Efraín el Sirio; 306-373), creía en el arrebatamiento antes de la gran tribulación.

i – En 300 (ca.), Victorino, Obispo de Pattan (270-304) creyó en el rapto antes de la gran tribulación.

F – LA GRAN TRIBULACIÓN

La gran tribulación (o sencillamente, la “tribulación”, como muchos la conocen) será el tiempo en el que,

  • sobre todas las naciones gobernará un personaje siniestro conocido como “el anticristo”; quien llevará a la muerte a todos los que no le adoren Ap 13).
  • Pero, en respuesta a esta adoración mundial a un ser humano, la ira de Dios caerá sobre este planeta, en lo que se conoce como “las plagas apocalípticas”. Para librar a su pueblo de todo este sufrimiento, el Señor sacará a su pueblo por medio del arrebatamiento de la iglesia. [Anticristo: Véase: 6]        [Tribulación: Véase: 7]

1 – El arrebatamiento ocurrirá antes de la gran tribulación. El arrebatamiento será pretribulacional; es decir, ocurrirá antes de la gran tribulación.       [Rapto,época: Véase: 8]

La importancia de la doctrina del arrebatamiento pretribulacional:

  • Explica porque no hay instrucciones en la Biblia sobre cómo pasar por la gran tribulación.
  • Lleva a q los creyentes esperen a Jesucristo y no al anticristo ni y la a la gran tribulación, como otras enseñanzas.
  • Revela el propósito de Dios, al enviar la gran tribulación: purificar a Israel y castigar a las naciones incrédulas.

2 – Textos en el Nuevo Tastamento (NT) que muestran que el arrebatamiento ocurrirá antes de la gran tribulación:

a – Salvación.  Jesucristo arrebatará a su pueblo para salvarlo de la ira de Dios que caerá sobre este mundo, sobre los pecadores que han rechazado el evangelio. Si los creyentes hemos sido perdonados y no tenemos ninguna condenación, ¿Por qué habríamos de sufrir la ira de Dios?

“y esperar de los cielos a su Hijo, al cual resucitó de los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera” (1 Ts 1:10).

“Así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan” (He 9:28),

Si al perdonar nuestros pecados Jesucristo nos salvó de la ira de Dios, ¿Por qué Jesucristo nos salvará de la ira de Dios en el futuro? Evidentemente, por medio del arrebatamiento seremos salvados de la ira de Dios que caerá sobre este mundo.

b – Liberación. Simbolismo. Así como Dios libró a Noé del diluvio, y a Lot del diluvio de fuego en Sodoma y Gomorra, de mismo modo, antes de enviar sus juicios a este mundo, Dios librará a los creyentes.

“sabe el Señor librar de tentación a los piadosos, y reservar a los injustos para ser castigados en el día del juicio” (2 P 2:9).

c – Las bodas en la época de Jesús. Así como la novia tenía que estar preparada, para el momento en el que el novio vendría a llevarla al lugar de la fiesta de  bodas, mientras que los demás no podrían entrar en la cena de bodas (Mt 25:1-13), del mismo modo, Jesucristo arrebatará a la iglesia para las bodas celestiales, mientras que los pecadores se quedarán en este mundo.

d – Sube acá. En Ap 4:1 Dios lo llama al apóstol Juan a subir al cielo, y le dice “Sube acá”. Es posible que esto sea simbólico del rapto de la iglesia. En los capítulos 1 al 3 la iglesia es mencionada. Pero a partir del cap 4 no se menciona más hasta el último capítulo del Apocalipsis. Al comenzar los últimos tres años y medio antes de la segunda venida los dos testigos son asesinados, luego resucitan, y Dios les dice “Subid acá”, y ascienden al cielo. Por lo tanto, es posible que al ser usada esta misma frase en Ap 4:1 esté indicando el rapto de la iglesia.

e – La iglesia desciende del cielo

Vestidos de lino fino

“Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea” (Ap 19:11).

“Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos” (Ap 19:14).

Notemos que están vestidos de lino finísimo. En Ap 19:8 dice que, el lino fino es las acciones justas de los santos. Entonces, estos ejércitos no están compuestos por ángeles, sino por la iglesia. Esto revela que, la iglesia ha sido arrebatada antes de la segunda venida.

Llamados y santos. Además los ejércitos celestiales que vendrán con Jesucristo en su segunda venida serán “llamados” y “santos”.

“Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles” (Ap 17:14).

“y vendrá Jehová mi Dios, y con él todos los santos. (Za 14.5)

¿Quiénes son estos “llamados”? Para entender esto tengamos en cuenta que, la palabra “iglesia” (que viene del griego “ekklēsía”) significa: la “asamblea”, la “reunión”, de los que han sido “llamados”. Quiere decir que, estos “lllamados” son los creyentes,

Si los santos, los creyentes, vendrán con Jesucristo, quiere decir que han sido arrebatados antes de la segunda venida.

f – Ancianos con coronas.  Cuando Jesucristo venga seremos recompensados. Entre esas recompensas están las coronas que recibiremos.

“Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida” (2 Ti 4:8).

“Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores, vosotros recibiréis la corona incorruptible de gloria” (1 P 5:4).

Es decir, luego de la venida del Señor seremos coronados. Sin embargo, el apóstol Juan vio que, antes de la segunda venida habrá en el cielo 24 ancianos coronados (Ap 4:4-10). Esto muestra que, el rapto tiene que haber ocurrido antes.

g – Liberados de la hora de la prueba.  En Ap 3:10 dice que seremos librados de la hora de la prueba. Notemos que no dice que seremos librados de la prueba (protegidos como por un paraguas); sino que seremos librados de la hora de la prueba. Es decir, seremos librados del tiempo de la prueba. La única forma de poder ser librados del tiempo es entrando en una dimensión en donde no hay tiempo; o sea, en el cielo, por medio del rapto.

“Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de (gr “ek”, literalmente “fuera de”, no “a través de”) la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra” (Ap 3:10).

h – “Han llegado” las bodas.  En Apocalipsis se nos revela que las bodas del Cordero acontecerán antes de la segunda venida. Si no habrá rapto, si el arrebatamiento ocurrirá después de la gran tribulación, ¿Jesucristo participará de las bodas, en el cielo, sin la presencia de la novia?

“Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado.  Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos” (Ap 19:7-8).

i – “Dignos de escapar”. Jesucristo dijo que oremos para ser dignos de escapar de las cosas que habrán de suceder. Es decir, si oramos, si somos salvos, escaparemos de los juicios apocalípticos por medio del arrebatamiento.

“Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre” (Lc 21:36).

Orar para ser tenidos por dignos de escapar. Jesucristo declaró qué es lo que tienen que hacer los que vivan en el tiempo anterior al arrebatamiento: Orar.

j – “Ellos y nosotros.  Después de anunciar que la iglesia será arrebatada, Pablo hace una distinción notable entre “ellos” (los pecadores) y “nosotros” (los creyentes); diciendo que, ellos recibirán destrucción en el día del Señor (luego del arrebatamiento); pero nosotros recibiremos salvación de la ira de Dios (por medio del arrebatamiento).

“Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche; que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán.  Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón” (1 Ts 5:2-4)

“Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor, y con la esperanza de salvación como yelmo.  Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo” (1Ts 5:9).

Cuando llega la destrucción a una ciudad, por ejemplo, por medio de un terremoto, no hace distinción entre pecadores y creyentes. Todos reciben la destrucción. ¿Cómo es, entonces, que en la destrucción apocalíptica los pecadores recibirán la destrucción y los creyentes no? Sencillamente porque la iglesia será arrebatada, será salvada, de la ira de Dios.

Pablo dice, además,

  • que el día del Señor llegará como un ladrón en la noche (sin aviso) sobre los pecadores; y que sobre ellos llegará la destrucción porque no escaparán; pero
  • que si los creyentes oramos, ese día no nos sorprenderá como un ladrón y no seremos destruidos porque escaparemos de esta tierra (por medio del arrebatamiento).

k – Reunión. En 2 Ts 2:1 se nos revela que el arrebatamiento ocurrirá antes de la gran tribulación, la época del anticristo (ver todo el resto del capítulo). Veamos este versículo:

“Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con él, os rogamos, hermanos”.

La palabra “reunión” indica que aquí se habla del arrebatamiento. Es decir, cuando Jesucristo descienda, la iglesia será arrebatada y nos reuniremos con él en el aire. ¿Por qué decimos esto? Veamos: En griego, la palabra “reunión” tiene antepuesto el prefijo “epi”, que significa “sobre”. Es decir, la reunión con Jesucristo no será aquí en la tierra, sino que será “en el aire”.

Entonces, cuando Jesucristo descienda, como en el momento del arrebatamiento él llegará hasta “el aire” (no hasta la tierra), el encuentro será en el aire.

Uso técnico:

2 Ts 2:1: “Reunión”, en griego es “επισυναγωγης” (G1997). La palabra original es ἐπισυναγωγή, ῆς, ἡ y su transcripción es  episunagógé. Epi (sobre, prefijo), sunagógé (reunión, sustantivo femenino).     [Episunagógé: Véase: 9]

3 – Textos en el AT que muestran que el arrebatamiento ocurrirá antes de la gran tribulación.      [Rapto, AT: Véase: 10]

Veamos a continuación el arrebatamiento de los santos del AT.

 a – En Dn 12. La Biblia revela que los santos del AT resucitarán en el arrebatamiento; y que, los pecadores resucitarán en el juicio final, conforme a Ap 20:6, 11-15; es decir, que habrá dos resurrecciones: la de los santos y la de los pecadores. Lo mismo encontramos en el AT.

“Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna (arrebatamiento), y otros para vergüenza y confusión perpetua. (Juicio final) (Dn 12.2).

En Dn 12.1 se nos revela que, el pueblo de Dios será librado de la época de la gran tribulación.

“En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces; pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro       (Dn 12.1).

  • Gran tribulación. Observemos que, primero dice que habrá una época de gran tribulación, cual nunca la hubo en la tierra. Esto es lo mismo que dijo Jesucristo en Mt 24.21. Pero se nos dice que el pueblo de Dios será libertado; es decir, será arrebatado.
  • Pero. Notemos que, luego de decir que habrá tiempo de angustia, dice “PERO” tu pueblo será libertado. Esta palabra “pero” es muy importante porque muestra que, de ese tiempo de angustia el pueblo de Dios será libertado.
  • Tu pueblo”.  En este texto se declara que “tu pueblo” será libertado; o sea, el pueblo de Dios, el pueblo judío en aquel entonces, y ahora el pueblo de Dios compuesto por judíos y gentiles (la iglesia), ya que de ambos pueblos Dios hizo uno (Ef 2.14).
  • Todos”. Todos los que estén escritos en el libro de la vida serán libertados. Si “todos” serán libertados, entonces, no habrá un arrebatamiento parcial.
  • Cuerpos glorificados . Se nos revela, además, que los creyentes resplandecerán con el resplandor del firmamento, así como brillan las estrellas; es decir, tendrán cuerpos glorificados como el de Jesucristo.

“Los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento; y los que enseñan la justicia a la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad” (Dn 12:1-3).

Librados y resucitados.  Hay un paralelismo extraordinario entre 1 Ts 4 y Dn 12. En ambos se menciona que los muertos resucitarán; y que los que estén vivos serán arrebatados, liberados.

“los muertos en Cristo resucitarán primero.  Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos” (1 Ts 4:16-17).

“pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro.     2 Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua” (Dn 12.1-2).

La liberación a la que hace referencia Daniel es la mismo que dice Pablo cuando declara que nosotros seremos librados de la ira venidera.

“y esperar de los cielos a su Hijo, al cual resucitó de los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera. (1 Ts 1.10)

Daniel resucitará en el arrebatamiento.  Dios le promete a Daniel que él va a resucitar en el fin de los días, en la resurrección de los santos, o sea, en el día del arrebatamiento.

“Y tú irás hasta el fin, y reposarás, y te levantarás para recibir tu heredad al fin de los días” ( Dn 12:13).

b – En Is 17. También en este texto se presenta el arrebatamiento antes de la tribulación.

El arrebatamiento ocurrirá cuando llegué el día de la angustia; es decir, cuando llegué la época de la gran tribulación; en el tiempo de una gran guerra en Israel; pero los enemigos serán destruidos por el Señor.

“En aquel día mirará el hombre a su Hacedor, y sus ojos contemplarán al Santo de Israel” (Is 17:7).

“la cosecha será arrebatada en el día de la angustia, y del dolor desesperado.  !!Ay! multitud de muchos pueblos que harán ruido como estruendo del mar, y murmullo de naciones que harán alboroto como bramido de muchas aguas.  Los pueblos harán estrépito como de ruido de muchas aguas; pero Dios los reprenderá, y huirán lejos” (Is 17:11-13).

Acontecimientos:

  • Arrebatamiento antes de la tribulación: “la cosecha será arrebatada en el día de la angustia y del dolor desesperado” (vs. 11).
  • Guerra: “!Ay! multitud de muchos pueblos” (vs. 12).
  • La ira del Señor: “Pero Dios los reprenderá, y huirán lejos” (vs. 13).
  • Visión. Los arrebatados verán al Señor: “En aquel día mirará el hombre a su Hacedor, y sus ojos contemplarán al Santo de Israel”.

c – En Is 26. Aquí también se presenta el rapto antes de la tribulación.

Tus muertos vivirán; sus cadáveres resucitarán. !Despertad y cantad, moradores del polvo! porque tu rocío es cual rocío de hortalizas, y la tierra dará sus muertos. Anda, (desvanécete) pueblo mío, entra en tus aposentos, cierra tras ti tus puertas; escóndete un poquito, por un momento, en tanto que pasa la indignación. (gran tribulación)  Porque he aquí que Jehová sale de su lugar para castigar al morador de la tierra por su maldad contra él; y la tierra descubrirá la sangre derramada sobre ella, y no encubrirá ya más a sus muertos” (Is 26:19-21).

Anda. En hebreo, esta palabra es “הָלַךְ” (Halak). Se la traduce generalmente por “anda, entra, ve, ven, vamos”. Pero también por “desvanecer”. Ttraducen de esta forma la “Comunidad Internacional Visión Israel”; y el “Diccionario Enciclopédico de Biblia y Teología”      [Desvanecer: Véase: 11]

Es decir, antes de que la ira de Dios caiga sobre este planeta el pueblo de Dios se “desvanecerá”. ¡Esto es el arrebatamiento!

Luego de “desvanecerse” el pueblo entrará en sus aposentos (“En la casa de mi Padre muchas moradas hay”; Jn 14:2).

El orden.  Veamos ahora el orden de los acontecimientos en Isaías. ¡Es exactamente igual al de 1 Tesalonicenses!

(1) – Resurrección:

  • Isaías: Tus muertos vivirán; sus cadáveres resucitarán(Is 26:19).
  • Pablo: “Los muertos en Cristo resucitarán primero” (1 Ts 4:16).

(2) – Arrebatamiento:

  • Isaías: Anda, (desvanécete ) pueblo mío, entra en tus aposentos” (Is 26:20). .
  • Pablo: “Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire” (1 Ts 4:17).

(3) – Gran tribulación.  Seguidamente, Dios castigará a los malvados de este mundo, por las maldades que han cometido “Contra él”.

  • Isaías: “Porque he aquí que Jehová sale de su lugar para castigar al morador de la tierra por su maldad contra él” (Is 26:21).
  • Pablo: “Que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán” (1 Ts 5.3).

d – En Is 28. En este texto también se revela que el arrebatamiento ocurrirá antes de la gran tribulación. El pacto al que se hace referencia, es el pacto que harán los judíos con el anticristo. Pero, antes de ese tiempo de gran sufrimiento, los creyentes serán arrebatados.

Y será anulado vuestro pacto con la muerte, y vuestro convenio con el Seol no será firme; cuando pase el turbión del azote, seréis de él pisoteados.   Luego que comience a pasar, él os arrebatará (Is 28:18-19).

G – EL DÍA DEL ARREBATAMIENTO

1 – Día de la manifestación del Hijo del Hombre. La Biblia presenta que el día del arrebatamiento será el día de la manifestación del Hijo del Hombre.

30 Así será el día en que el Hijo del Hombre se manifieste.  (Arrebatamiento)   31 En aquel día, el que esté en la azotea, y sus bienes en casa, no descienda a tomarlos; y el que en el campo, asimismo no vuelva atrás.     32 Acordaos de la mujer de Lot.  33 Todo el que procure salvar su vida, la perderá; y todo el que la pierda, la salvará.  34 Os digo que en aquella noche estarán dos en una cama; el uno será tomado,   (Arrebatamiento)   y el otro será dejado.  35 Dos mujeres estarán moliendo juntas; la una será tomada (Arrebatamiento)   y la otra dejada.  36 Dos estarán en el campo; el uno será tomado,   (Arrebatamiento)   y el otro dejado” (Lc 17:30-36).

El día de la manifestación del Hijo del Hombre

  • comenzará con el arrebatamiento, ya que, en ese día “uno será tomado y otro dejado”

“34 Os digo que en aquella noche estarán dos en una cama; el uno será tomado,   (Arrebatamiento)   y el otro será dejado” (Lc 17:34),

  • terminará con el regreso de Jesucristo; ya que, cuando los fariseos le preguntaron a Jesucristo sobre la llegada del reino de Dios (Lc 17:20) (el día del regreso de Jesús a esta tierra), Jesucristo les contestó que en ese día los cielos resplandecerán con la gloria de Dios (Lc 17:24); y en Mt 30 a esta llegada del Hijo del Hombre con la gloria de Dios se la ubica en el día de la llegada de Jesús a esta tierra.
    • 24 Porque como el relámpago que al fulgurar resplandece desde un extremo del cielo hasta el otro, así también será el Hijo del Hombre en su día” (lc 17:24).
    • 30 Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria” (Mt 24.30).

El día del arrebatamiento, para algunos ocurrirá durante la noche y para otros ocurrirá durante la noche, según el lugar del mundo en el que se encuentren..

2 – Coincidencias

a – Destrucción. El día del arrebatamiento coincide con el comienzo de la destrucción, con el comienzo de la gran tribulación.

Jesús dijo que cuando él se manifieste (el día del Arr) será como fue en los días de Noé y como fue en los días de Lot; ya que, en el día en el que los dos salieron del lugar en donde estaban llegó la destrucción. Es decir, el día en el que la iglesia sea arrebatada llegará la destrucción; o sea, comenzará la gran tribulación.

26 Como fue en los días de Noé, así también será en los días del Hijo del Hombre.  27 Comían, bebían, se casaban y se daban en casamiento, hasta el día en que entró Noé en el arca, y vino el diluvio y los destruyó a todos   (Gn 7:13)   28 Asimismo como sucedió en los días de Lot; comían, bebían, compraban, vendían, plantaban, edificaban;  29 mas el día en que Lot salió de Sodoma, llovió del cielo fuego y azufre, y los destruyó a todos.  30 Así será el día en que el Hijo del Hombre se manifieste”   (Arrebatamiento)  (Lc 17:26-30).

En ese día comenzará la destrucción en este mundo, porque comenzarán a caer los juicios apocalípticos (juicios de sellos, trompetas y copas); comenzando con la guerra de los rusos y de los árabes en contra de Israel (Ez 38-39; Dn 11:40-45).

Es decir, luego de firmar un pacto con el anticristo y de adorarlo como si fuera Dios en el templo de Jerusalén, los judíos creerán que llegó para ellos la paz y la seguridad. Pero para mostrarles la gravedad de su error, nuestro Dios, el único Dios, permitirá que en ese día los rusos y los árabes le declaren la guerra a Israel. Esto les revelará a los judíos que el anticristo no es Dios, porque lo que él les había prometido “paz y seguridad” no se cumplió.

b – Azote. El día del arrebatamiento coincide con el comienzo del azote de DiosEn Isaías, Dios nos revela que, cuando los judíos hagan un pacto con la muerte y con el Seol (con el infierno; porque, hacer un pacto con el anticristo será hacer un pacto con el diablo); cuando los judíos hagan esto, entonces, en ese día en el que los judíos estarán confiados, protegidos, unos serán arrebatados y otros serán destruidos por el azote de Dios.

15 Por cuanto habéis dicho: Pacto tenemos hecho con la muerte, e hicimos convenio con el Seol; cuando pase el turbión del azote, no llegará a nosotros, porque hemos puesto nuestro refugio en la mentira, y en la falsedad nos esconderemos;  16 por tanto, Jehová el Señor dice así: He aquí que yo he puesto en Sion por fundamento una piedra, piedra probada, angular, preciosa, de cimiento estable; el que creyere, no se apresure.  17 Y ajustaré el juicio a cordel, y a nivel la justicia; y granizo barrerá el refugio de la mentira, y aguas arrollarán el escondrijo.  18 Y será anulado vuestro pacto con la muerte, y vuestro convenio con el Seol no será firme; cuando pase el turbión del azote, seréis de él pisoteados.  19 Luego que comience a pasar, él os arrebatará; porque de mañana en mañana pasará, de día y de noche; y será ciertamente espanto el entender lo oído” (Is 28.15-19).

c – Sufrimiento. El día del arrebatamiento coincide con el día del gran sufrimiento. ¿Por qué ese día (y los que siguen) serán de gran sufrimiento? Porque ese día, luego del arrebatamiento, el anticristo será adorado como dios; y esto desencadenará la ira de Dios, y las plagas apocalípticas.

“la cosecha será arrebatada en el día de la angustia, y del dolor desesperado” (Is 17:11).

d – Abominación desoladora. El día del arrebatamiento coincide con el día de la abominación desoladora.

En el día en el que Jesucristo  se manifieste (arrebatamiento), en ese día, los que queden en Jerusalén tendrán que huir rápidamente  (vs. 31) porque en ese día

  • (en el día en el que uno será tomado (arrebatado) y el otro será dejado);
  • acontecerá la abominación desoladora; o sea, el anticristo se hará adorar en Jerusalén; y
  • comenzará la guerra en contra de Israel, por parte de los rusos y de los árabes; por lo cual muchos huirán de Jerusalén.

15 Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel (el que lee, entienda),   16 entonces los que estén en Judea, huyan a los montes.  17 El que esté en la azotea, no descienda para tomar algo de su casa;  18 y el que esté en el campo, no vuelva atrás para tomar su capa.  19 Mas !!ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos días!   20 Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en día de reposo;[a]    21 porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá. (Mt 24:15-21

H – ¿HABRÁ UN ARREBATAMIENTO PARCIAL?

Algunos creen que el arrebatamiento será parcial; es decir, algunos creyentes serán arrebatados y otros no. Los que creen en el arrebatamiento parcial se dividen en varios grupos:

a – Los santos del AT. Hay quienes creen que los santos del AT no serán arrebatados. Pero, esos santos murieron

  • creyendo que sus pecados eran perdonados por medio de la sangre derramada de un cordero sacrificado (ellos no sabían que esto era simbólico de la sangre de Jesucristo, el Cordero de Dios que murió para salvarnos).
  • Ellos creían, además, en el Mesías que habría de venir, aunque no sabían cuál era su nombre (nosotros sabemos que el nombre del Mesías es Jesús).
  • Ellos sólo sabían lo que les había sido revelado.

Por causa de la fe que ellos tenían, cuando Jesús murió los fue a buscar al paraíso, el lugar de los muertos que habían tenido fe en Dios, los sacó de ese lugar, y los llevó al cielo.

“Por lo cual dice: Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad, Y dio dones a los hombres. Y eso de que subió, ¿qué es, sino que también había descendido primero a las partes más bajas de la tierra? El que descendió, es el mismo que también subió por encima de todos los cielos para llenarlo todo” (Ef 4.8-10).

Así como nosotros creemos en Jesucristo, el Cordero de Dios que murió para perdonar nuestros pecados; del mismo modo, los santos del AT creían en el Cordero sacrificado para el perdón de sus pecados, es decir, ellos también creían en Jesucristo, aunque sin conocer su nombre. Por eso, cuando se produzca el arrebatamiento ellos también serán arrebatados porque ellos murieron “en Cristo”, aunque sin conocerlo; y la Biblia establece que, en el arrebatamiento

“los muertos en Cristo resucitarán primero” (1 Ts 4.16).

Todos estos santos están ahora en el cielo; y cuando se produzca el arrebatamiento ellos bajarán junto con Jesucristo, en forma espiritual, resucitarán, y tendrán cuerpos glorificados.

b – Condiciones.  Algunos creen que sólo serán arrebatados los que reúnan ciertas condiciones:

(1) – Estar llenos del Espíritu. Basan su creencia en la parábola de las diez vírgenes; donde se dice que, las que tenían aceite entraron a las bodas. Pero las que no pudieron entrar fue por causa de que no tenían la vasija de aceite, símbolo del Espíritu Santo, símbolo de haber recibido a Jesucristo en el corazón. La clave de esto está en las palabras de Jesucristo cuando les dijo: “No os conozco” (Mt 25.12). Esto significa que no eran salvas, porque, la Biblia dice “El Señor conoce a los que son suyos” (2 Ti 2.19). Entonces todos los que son salvos serán arrebatados, estén o no estén llenos del Espíritu Santo.

(2) – Los vencedores.  Otros creen que solo los vencedores serán arrebatados; y que los demás, se quedarán a sufrir la gran tribulación, hasta que alcancen un nivel superior en su vida espiritual. Apoyan su creencia en que, Jesús prometió a los vencedores a ser guardados de la hora de prueba que ha de venir a este mundo (Ap 3.10). Pero, los “vencedores” no son un grupo especial dentro de la iglesia. En el contexto de Apocalipsis vemos que, los “vencedores” son todos los verdaderos creyentes, no los que son creyentes de nombre; ya que, al que venciere Jesús le promete:

  • “él comerá del árbol de la vida que está en medio del paraíso de Dios” (Ap 2:7).
  • “el que venciere no sufrirá daño de la segunda muerte” (Ap 2:11).

(3) – Buenas obras.  Algunos creen que el arrebatamiento está condicionado a lo que nosotros hayamos logrado gracias a nuestros méritos, nuestras buenas obras. Pero la Biblia muestra que entraremos en los cielos gracias a los méritos de Jesucristo, y no gracias a nuestras buenas obras; porque “no es por obras, para que nadie se glorie” (Ef 2:9).

(4) – Los que estén velando.  Otros creen que sólo serán arrebatados los que estén “velando”. Se basan en su creencia en Mt 14.40-44. Pero, en el último vs. (el 44) se nos muestra que “velar” es estar preparados. En Mt 25:13 vemos con más claridad qué es velar: es tener la salvación. Es decir, todos los que estén preparados para ir al cielo, por tener la salvación; lo cual implica vivir en santidad (o sea, no haber vuelto al pecado), serán arrebatados.

c – Todos.  Contrariamente a lo que creen algunos, el arrebatamiento no será parcial ya que, la Biblia dice que todos seremos arrebatados

 “He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados” (1 Co 15.51).

Luego nosotros (todos) los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos” (1 Ts 4.17).

d – Cuerpo incompleto.  Si hubiera un arrebatamiento parcial, entonces, Jesucristo se casaría con una novia a la que le faltarían partes de su cuerpo; ya que, la Biblia dice que todos nosotros somos el cuerpo de Cristo; del cual, Jesucristo es la cabeza y nosotros los miembros; y la Biblia dice, además, que si un miembro padece, todo el cuerpo padece. Siendo esto así, ¿cómo podría estar la iglesia gozando en el cielo en las bodas del Cordero, siendo que, partes de la novia, partes de ese cuerpo, estarían sufriendo terriblemente en la tierra en la gran tribulación? (1 Co 12:12-27).

I – ¿HABRÁ UN RAPTO POSTRIBULACIONAL?

Algunos creyentes creen que el arrebatamiento será postribulacional, es decir, luego de la gran tribulación, en el momento de la llegada de Jesucristo a la tierra. Según ellos, en ese momento, los creyentes serán arrebatados, subirán un poco en el aire; y luego junto, con Jesucristo regresarán a la tierra. Su posición está fundamentada en la interpretación que ellos hacen de Mt 24:31:

“Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro”

Basan su creencia en la palabra “Juntarán”. En griego, este verbo tiene antepuesto el prefijo “epi”, que significa “sobre”. Entonces, ellos dicen que los creyentes serán juntados, reunidos, sobre la tierra, en el aire. Pero esto no es así porque, como en esa oportunidad Jesucristo descenderá hasta la tierra, entonces, el encuentro será aquí en la tierra. Pero, si esto es así, ¿Por qué, entonces, se añadió el prefijo “epi” (sobre) al verbo sunagó (“reunir”)?

Para entender esto pensemos en que, en ese momento sucederá algo parecido al arrebatamiento pretibulacional de 1 Ts 4:16-17; es decir: se tocará la trompeta de Dios, los muertos en Cristo resucitarán; y ellos, junto con los creyentes que vivan en ese momento, serán arrebatados para recibir al Señor en el aire; porque, en esa oportunidad Jesucristo se quedará en el aire, sin llegar hasta la tierra.

Pero, cuando Jesucristo venga a la tierra, se volverá a tocar la trompeta, los que murieron creyendo en Jesucristo en la época de la gran tribulación (Ap 6:9-11) resucitarán; y ellos, y los creyentes que vivan en ese momento, serán levantados en el aire por los ángeles, y transportados al lugar en donde estará Jesucristo, al trono de gloria establecido en la tierra. Esta reunión en a la que hace referencia Mt 25 cuando declara que:

Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria, y serán reunidas delante de él todas las naciones; y apartará los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos” (Mt 25:31-32).

Por esta razón, en Mt 24:31 se añadió el prefijo “epi” (sobre) al verbo “juntar”; es decir, los ángeles levantarán en el aire, sobre la tierra, a los creyentes, y los llevarán delante del trono de gloria de Jesucristo. En consecuencia, no habrá un arrebatamiento postribulacional, tal como dicen nuestros hermanos.

Uso técnico. Analicemos la palabra en cuestión:

Mt 24:31: “Juntarán, reunirán”: En griego es “επισυναξουσιν” (G1996). La palabra original es ἐπισυνάγω transliterada por episunagó. Epi (sobre, prefijo), sunagó (reunir, verbo).    [Episunagó: Véase: 12]

J – PAROUSÍA Y APANTĒSIS

Pero, ¿Por qué  los creyentes serán levantados de la tierra y se reunirán con Jesucristo en el aire, en el momento de su segunda venida? Para entender esto tenemos que analizar dos palabras griegas: 1) Parousía; 2) Apantēsis.

15 Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida (Parousía) del Señor, no precederemos a los que durmieron.  16 Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero.  17 Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir (Apantēsis) al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor” (1 Ts 4:15-17).

1 – Parousía.  Llegada del Rey.

 “Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron” (1 Ts 4:15).

La palabra usada en el griego para “venida” es “parousía”. ¿Qué era la “parousía” en la época del imperio romano? La “parousía” era la llegada del rey.

El profesor Deissmann, en su libro “Luz del Este” (Licht vom Osten), en 1908, ha declarado que los estudios arqueológicos han demostrado que, en la época del Imperio Romano, en Oriente, se usaba la palabra “parousía” para indicar la llegada del emperador, del rey, a una ciudad.

Por esta razón, cuando Pablo habla de “la venida del Señor”, está hablando de “la llegada del Rey” Jesucristo. Así era entendido lo que Pablo decía en aquella época.  ¡Aleluya!

Uso técnico. 1 Ts 4:15: “Venida, llegada, advenimiento, presencia”. En griego es: “παρουσιαν” (G3952). La palabra olriginal es παρουσία, su transcripción es parousía  (sustantivo femenino).    [Parousía: Véase: 13]

2 – Apantēsis.  Acompañar al Rey.

En el libro “Nuevo Comentario de la Biblia”, F. F. Bruce declara que, en la época helenística, cuando un dignatario se acercaba a una ciudad, en visita oficial (parousía), las personas más importantes de la ciudad salían a recibirlo, y le acompañaban en la etapa final del viaje. Este acompañamiento era llamado “apantēsis”. Entonces, “apantēsis” era el recibimiento oficial que le daban a la autoridad que venía.

Por eso Pablo dijo que, cuando venga Jesucristo, el Rey del universo, las personas más importantes de este mundo, la iglesia, saldrá a recibirlo y acompañarlo. ¡Aleluya”

Un ejemplo de “apantēsis” (recibir, encontrar), o sea, salir para recibir al que llega y acompañarlo hasta su destino, está en Hch 28; donde, dice Pablo que cuando él se estaba acercando a Roma, los creyentes salieron de la ciudad para recibirlo, y luego lo acompañaron.

de donde, oyendo de nosotros los hermanos, salieron a recibirnos hasta el Foro de Apio y las Tres Tabernas; y al verlos, Pablo dio gracias a Dios y cobró aliento” (Hch 28:15).

Aclaración: Teniendo en cuenta que la segunda venida de Jesucristo se divide en dos etapas: 1) arrebatamiento (llegada hasta el aire); 2) retorno (llegada hasta la tierra); los creyentes acompañaremos a Jesucristo en su llegada a la tierra, en el momento del retorno.

Uso técnico. 1 Ts 4:17: “Recibir”. En griego es: “απαντησιν” (G529). La palabra olriginal es ἀπάντησις,  su transcripción: apantēsis (sustantivo femenino).     [Apantēsis: Véase: 14]

K – SUFRIMIENTOS

Luego del arrebatamiento, los que se queden en esta tierra sufrirán en la época del anticristo:

  • La ira de Dios, porque Dios tratará de hacer volver a los hombres de su locura; ya que, en esos días los hombres adorarán al anticristo como si fuera Dios. Por eso, el Señor derramará su ira para mostrarles a los hombres su error, y salvarles del infierno. Dios prefiere que los hombres sufran un poco aquí en esta tierra; y no eternamente en el infierno (Ap 15:1, 7; 16:1).
  • La ira de los hombres, porque el anticristo hará matar a todos los que no le adoren; los que no acepten ser marcados con el Nº 666 (Ap 13:15).
  • La ira de los demonios, ya que los más terribles demonios serán soltados del pozo del abismo en el que están atados (Ap 9:1-11).

Por: Eduardo Pedro Saracchi, profesor de Teología; graduado en Teología Pastoral, en el Instituto Bíblico Buenos Aires, de la Alianza Cristiana y Misionera.

Iglesia Evangélica en Buenos, República Argentina.

Todas las publicaciones

  1. Avivamiento en la República Argentina
  2. Profecía para el pueblo de Dios
  3. 50 aniversario de Comunidad Cristiana
  4. Cavando pozos de avivamiento
  5. Señales de la segunda venida de Jesucristo – 1
  6. Señales de la segunda venida de Jesucristo – 2
  7. Señales de la segunda venida de Jesucristo – 3
  8. Señales de la segunda venida de Jesucristo – 4
  9. Señales de la segunda venida de Jesucristo- 5
  10. Señales de la segunda venida de Jesucristo – 6
  11. Señales de la segunda venida de Jesucristo -7
  12. Derramaré de mi Espíritu – 1
  13. Derramaré de mi Espíritu – 2
  14. La restauración de la gloria de Dios
  15. La importancia de la revelación
  16. La restauración del tabernáculo de David – 1
  17. La restauración del tabernáculo de David – 2
  18. Sobre esta roca edificaré mi iglesia
  19. El arrebatamiento de la iglesia
  20. El anticristo
  21. ¡Aquí viene el Esposo, salid a recibirle!
  22. Pentecostés
  23. El bautismo en el Espíritu Santo – 1
  24. El bautismo en el Espíritu Santo – 2
  25. El bautismo en el Espíritu Santo – 3
  26. Si alguno tiene sed, venga a mí y beba
  27. Restauración de la promesa del Espíritu – 1
  28. Restauración de la promesa del Espíritu – 2
  29. El hablar en lenguas – 1
  30. El hablar en lenguas – 2
  31. La restauración del fuego del Espíritu Santo
  32. Semana Santa
  33. Buscando la gloria de Dios
  34. Preparándonos para el casamiento celestial
  35. Restauración del nuevo pacto – 1
  36. Restauración del nuevo pacto – 2
  37. Restauración del nuevo pacto – 3
  38. Cielos abiertos
  39. Viene crisis y viene gloria
  40. La hora de su juicio ha llegado
  41. La cena de las bodas del Cordero
  42. Preparad el camino del Señor y se manifestará la gloria de Dios – 1
  43. Preparad el camino del Señor y se manifestará la gloria de Dios – 2
  44. El fuego de Dios desciende si el sacrificio está puesto sobre el altar
  45. La-señal de Jonás – 1
  46. La señal de Jonás – 2
  47. El último derramamiento del Espíritu Santo
  48. Viene el gran avivamiento mundial
  49. La restauración del testimonio de Dios
  50. Cristo es el todo y en todos
  51. Restauración de los dones y del fruto del Espíritu
  52. Restauración de la unción y la gloria
  53. Revelación del infierno
  54. Llamado a la oración
  55. Conocer a Jesucristo por medio de la revelación
  56. El descenso de la gloria de Dios – 1
  57. ¡Llegó el tiempo de Dios
  58. Laodicea la iglesia independiente
  59. La cobertura apostolica y el discipulado
  60. La Nueva Refprma Apostólica
  61. LLas puertas del Hades no prevalecerán contra la iglesia
  62. La restauracion del odre bíblico
  63. Haced en este valle muchos estanques
  64. El ejército de Dios
  65. El rio de Dios
  66. Jesucristo es el Mesías y el Señor
  67. Llevando el fuego del Espirítu Santo
  68. ¿Qué sucede cuando el Espíritu Santo desciende? – 1
  69. ¿Qué sucede cuando el Espíritu Santo desciende? – 2
  70. Profecias sobre el hundimiento del portaaviones USS Abraham Lincoln
  71. La restauración del acto de adoración de las ofrendas
  72. El gran derramamiento del Espíritu Santo en Azusa
  73. Paradojas bíblicas
  74. El gran derramamiento del Espíritu Santo en Gales
  75. El secreto de un gran avivamiento
  76. Conocer al Cristo Glorificado
  77. Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra
  78. La humillación y la exaltación de Cristo
  79. La preeminencia de Cristo
  80. En el principio era el Verbo
  81. La actitud de la iglesia frente al Coronavirus Covid-19
  82. La restauración del sacerdocio universal de los creyentes
  83. ¡El Rey ya viene!
  84. ¿Qué es lo que va a suceder en los próximos días?

Traductor de Google: Para poder traducir este blog a otros idiomas, el Traductor de Google (“Translate this blog”) está abajo, al final.

Derechos. Derechos de Autor © Copyright 2018 por Eduardo Pedro Saracchi. Todos los derechos reservados. Esta publicación es un capítulo del libro: «El último derramamiento del Espíritu Santo». Queda hecho el depósito legal que marca la ley 11723 de propiedad intelectual (Argentina), en la Dirección Nacional de Derechos de Autor. Se permite la reproducción parcial o total del contenido de esta publicación, con propósitos educativos y sin fines de lucro; sin necesidad de obtener permiso previo, con la condición de que el significado o contexto no sea cambiado ni alterado, y que se cite adecuadamente la fuente.

Citas bíblicas: Las citas bíblicas de esta publicación han sido tomadas de la Biblia, Versión Reina – Valera (Revisión de 1960, RVR1960) © Sociedades Bíblicas en América Latina, 1960. Renovado © Sociedades Bíblicas Unidas, 1988. Utilizado con permiso. (Énfasis nuestro: Subrayados, negritas, aclaraciones, mayúsculas y cursivas añadidas).

Reconocimiento. Hacemos un reconocimiento de gratitud a dos grandes empresas editoriales:

  • A WordPress, por su amable permiso para editar esta publicación.
  • A Sociedades Bíblicas en América Latina, por su amable permiso para hacer citas bíblicas.

Abreviaturas de los libros de la Biblia

Génesis: Gn – Éxodo: Ex – Levítico: Lv – Números: Nm – Deuteronomio: Dt – Josué: Jos – Jueces: Jue – Rut: Rt – 1 Samuel: 1 S – 2 Samuel: 2 S – 1 Reyes: 1 R – 2 Reyes: 2 R – 1 Crónicas: 1 Cr – 2 Crónicas: 2 Cr – Esdras: Esd – Nehemías: Neh – Ester: Est – Job: Job – Salmos: Sal – Proverbios: Pr – Eclesiastés: Ec – Cantares: Cnt – Isaías: Is – Jeremías: Jer – Lamentaciones: Lm – Ezequiel: Ez – Daniel: Dn – Oseas: Os – Joel: Jl – Amós: Am – Abdías: Abd – Jonás: Jon – Miqueas: Miq – Nahúm: Nah – Habacuc: Hab – Sofonías: Sof – Hageo: Hg – Zacarías: Zac – Malaquías: Mal – Mateo: Mt – Marcos: Mr – Lucas: Lc – Juan: Jn – Hechos: Hch – Romanos: Ro – 1 Corintios: 1 Co – 2 Corintios: 2 Co – Gálatas: Gá – Efesios: Ef – Filipenses: Fil – Colosenses: Col – 1 Tesalonicenses: 1 Ts – 2 Tesalonicenses: 2 Ts – 1 Timoteo: 1 Ti – 2 Timoteo: 2 Ti – Tito: Tit – Filemón: Fln – Hebreos: Heb – Santiago: Stg – 1 Pedro: 1 P – 2 Pedro: 2 P – 1 Juan: 1 Jn – 2 Juan: 2 Jn – 3 Juan: 3 Jn – Judas: Jud – Apocalipsis: Ap

Citas bibliográficas:

1 – Enseñar

  • ¿Por qué nunca se predica sobre el arrebatamiento de la iglesia? – Iglesiacristianapalabrasyamor.blogspot.com.ar

2 – Visiones del rapto

  • Una Visión del Rapto – Estamosllegandoya.blogspot.com.ar
  • Revelación del Rapto de la Iglesia – Profeciadedios.blogspot.com.ar
  • Compartiendo las señales – Compartiendolassenales.blogspot.com.ar
  • Testimonio de Aida Badillo:Revelación Del Rapto Y La Gran Tribulación – Elregresa.net
  • ¡El inminente rapto de la santa iglesia y la liberación del falso profeta y el anticristo! – Arrepienteteypreparaelcamino.blogspot.com.ar
  • Compartiendo las señales  – Compartiendolassenales.blogspot.com.ar
  • La Gran Tribulacion – Despues del rapto – Eunice Fincher – Tiemposdetribulacion.blogspot.com.ar

3 – Rapio

  • NS – rapio : rapio – rapit – rapiendo – rapui – rapere declinazione/coniugazione – Nihilscio.it
  • “La iglesia no pasará por la gran tribulacion” – Unidos Contra la Apostasía
  • La Doctrina Oculta Del Rapto – Grace thru faith
  • Diccionario universal latino-español – Google Books
  • Vulgata Clementina – Vulsearch.sourceforge.net
  • ¿Rapto secreto o Segunda Venida en Gloria? – Foro Cristiano
  • Dictionarium manuale latino-hispanum ad usum puerorum – Google Books

4 – Trompetas

  • ¿Qué sucederá cuando suene la última Trompeta? – Antesdelfin.com
  • Introducción de Libro “La Gloria de La Resurrección” – Edward McKendree Bounds – Facebook.com

5 – Rapto, historia

  • ¿Margaret MacDonald? – Endefensadelafe.org
  • ¿La Doctrina del Arrebatamiento es un Invento del Siglo XIX? – Cercaalamedianoche.blogspot.com.ar
  • El arrebatamiento Pre-tribulación, no es tema nuevo… – prophecyplace.forospanish.com
  • Doctrina del arrebatamiento de la iglesia – Centrorey.org
  • Entendiendo más sobre el Rapto o Arrebatamiento – Facebook.com
  • Los orígenes del “rapto secreto ” – Evangelio primitivo
  • ¿Cuándo se enseñó por primera vez el rapto pre-tribulación? parte #1 | – Nuestrageneracion.org
  • The Interpretation of Biblical Prophecy in 3 – Treasured Truth Today with Evangelist Kenneth Humphries
  • Escatología Bíblica – Facebook.com
  • ¿Cuándo se enseñó por primera vez el rapto pre-tribulación? parte #2 | – Nuestrageneracion.org
  • El logos de Dios – Facebook.com
  • El rapto de la iglesia – Monografias.com
  • Rapture New? – Lamb and Lion Ministries
  • Margaret MacDonald (visionary) – En.wikipedia.org

6 – Anticristo

  • El Anticristo y su reinado – La Última Generación´
  • ¿Profetiza la Biblia acerca de un solo gobierno mundial y una sola moneda para los últimos tiempos? – GotQuestions.org Español
  • El gobierno mundial del anticristo – ReyesySacerdotes.net

7 – Tribulación

  • ¿Cuándo ocurrirá el Arrebatamiento en relación con la Tribulación? – GotQuestions.org Español

8 – Rapto, época

  • 16 Pruebas del Rapto Pre – Trib – Estamosllegandoya.blogspot.com.ar
  • Evidencias Bíblicas para un Rapto Pretribulacional – Evangelio.blog
  • El rapto de la amada iglesia – Manadedios.blogspot.com.ar

9 – Episunagógé

  • Concordancia Griego de Strong: 1997. ἐπισυναγωγή (episunagógé) — congregación, recogimiento, una reunión con, un conjunto. – Bibliaparalela.com

10 – Rapto, AT

  • Ministerio Evangelístico y Misionero La Gloria es Para Cristo, Inc. – Ministeriolagloriaesparacristo.blogspot.com.ar

11 – Desvanecer

  • Defendiendo el Rapto Antes de la Tribulación (Otra vez) – Grace thru faith
  • Comunidad Internacional Visión Israel – Misionisrael.com
  • H1980 – Diccionario Enciclopédico de Biblia y Teología – Biblia.work

12 – Episunagó

  • Concordancia Griego de Strong: 1996. ἐπισυνάγω (episunagó) — juntar, junta, juntándose, reunir. – Bibliaparalela.com

13 – Parousía

  • ¿”Venida” o “Presencia”? ¿Qué revelan los hechos? – Perso.wanadoo.es Parousia – Strong’s number G3952 – Greek Lexicon | Bible Tools – Messie2vie
  • Venida – Diccionariodelabiblia.blogspot.com.ar
  • Biblia interlineal del Nuevo Testamento Tischendorf – Logosklogos.com
  • El uso técnico de “Parousía” – Sanosenlafe.blogspot.com.ar

14 – Apantēsis

  • La venida de cristo: la “parusía”—¡lo que muchos cristianos aún ignoran! – Retornoalparaiso.blogspot.com.ar
  • Genesis 1:1 (KJV) – Blue Letter Bible
A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close